En 2017, Sean Baker presentó su segundo largometraje, El Proyecto Florida y demostró que su trabajo en Tangerine no había sido un accidente. Con el ojo puesto en el costado más trash de los lugares que se venden como soñados, como el caso de Los Ángeles y los parques de Disney en Florida, el realizador se ubicó como uno de los cineastas independientes con mayor talento de la actualidad. El caso de El Proyecto Florida fue todavía más evidente, ya que recibió una nominación al Óscar para uno de sus actores, Willem Dafoe.

El Proyecto Florida fue protagonizado por actores sin mayor experiencia (solo Dafoe tenía recorrido en la industria). Para elegir a los niños que pondría delante de cámara, Baker realizó un exhaustivo casting en el que encontró a Brooklynn Prince como figura destacada. La niña fue la primera en ganarse el corazón de los productores y fue la que comandó las pruebas de química con otros niños hasta que aparecieron Valeria Cotto (Jancey) y Christopher Rivera (Scooty).

La película dirigida por Sean Baker muestra la vida de un sector completamente marginado en Florida que vive en los márgenes de Disney y contrasta constantemente con la imagen de opulencia que se refleja de los parques. En los distintos complejos de moteles aledaños viven Moonee (Prince) y su madre, Halley (Bria Vinaite), que se las ingenian como pueden para vivir junto con otras familias de bajos recursos en un establecimiento coordinado por Bobby (Dafoe).

Actualmente disponible en el catálogo de Amazon Prime Video, es una película que merece la pena ser vista tanto por su contenido artístico como por las grandes participaciones de los niños, que muchas veces improvisaron en el rodaje. Además, hay que sumarle el aliciente de que Disney hizo lo posible para entorpecer el rodaje y logró que la ciudad revocara momentáneamente los permisos de la producción para filmar. Finalmente, sabiendo que esto podría traducirse en publicidad negativa, dieron marcha atrás. En diálogo con Spoiler, Prince contó cómo fue ser parte de este largometraje.

¿Cómo fue trabajar con Sean Baker?

Trabajar con Sean... Para mí es la razón por la que  quiero ser directora. Fue gracias a Sean. Fue mi primera experiencia con un director y fue tan amable, nos dejó que con 6 años deambularámos como locos. Tiene un ojo para esta película tan hermosa. Al día de hoy la veo y digo: "¡Quiero ser Sean Baker cuando crezca!".

¿Qué recuerdos tienes de la vez que conociste a Willem Dafoe?

Estábamos en el set y vino un día, estaba en la carpa, y vino y los tres niños empezamos a hablar con él. De lo único que lo conocía era por lo que hizo como Duende Verde. Fue: "¡Eres el Duende Verde!". Porque a mí y a mi papá nos encanta Marvel y DC. Y estaba tan centrado y le encantaba hablar con nosotros, los niños. Definitivamente fue la persona que... como que nos pastoreaba. Pero nos pastoreaba con amor y diversión.

¿Cómo fue establecer esa relación de madre e hija con Bria Vinaite?

Recuerdo sentarme en su falda, tomamos un libro y nos pusimos a leerlo. Nos llevamos bien automáticamente. Todavía nos vemos, nos mandamos mensajes.

¿Cuánto improvisaron en el rodaje?

Los niños a veces sustituyen palabras por accidente. Las sustituyen por otras palabras Y si a Sean le gustaba decía: "Ok, vamos con eso". Y nosotros nos quedábamos como: "Ah... Bueno". Y otras veces era: "Solo hagan... lo que sea. Lo que quieran decir, solo díganlo". Mis padres, y los de los demás... Estaban conteniendo la respiración porque hay tres niños de 6 años que pueden decir lo que quieran.

¿Recuerdas cómo fue que se escabulleron en Disney para filmar el final?

Es divertido porque me dijeron: "Ok, es todo mentira, pero vamos a hacerte entrar". Y yo tenía tanto miedo de que me arrestaran por entrar a Disney sin un pase. Tengo pase anual, porque vivo en Florida. Ahora no los tenemos más, pero los teníamos. Estaba como: "¡Dios mío, me van a arrestar y no voy a poder volver a Disney!". Y ellos estaban como: "¡No, no! ¡Es todo falso! Solo tienes que caminar por la puerta. Saben que vas a cruzar la puerta. Está todo bien con que cruces la puerta. No te van a arrestar". Fue como: "Oh, gracias a Dios".

¿Has vuelto a ver la película después de tantos años? ¿Cuándo  la viste por última vez?

La vi en Netflix hace algunos meses atrás con mi familia. Nos sentamos a verla. Obviamente, mi hermano de 4 años se fue a dormir antes de que la viéramos, porque no queríamos exponerlo al lenguaje. Pero, nos sentamos a verla. Y la vi muchas veces: en festivales, en casa, compramos el DVD. Es una gran película, la miraría igual si no estuviera, aunque probablemente mis padres no me permitirían verla. Sería como: "No...".

¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de la película?

Probablemente, la audición y entrar con mi abuela, porque fue la que me llevó a la audición, y estar sentada en esa habitación por mucho tiempo. Cuando finalmente nos llamaron, me pusieron con algunos pares de chicos. Nos sentamos, ensayamos la escena, hablamos, conectamos. Finalmente, trajeron a Valeria Cotto y Christopher Rivera, que interpretan a Jancey y Scooty, y nos llevamos muy bien. Dijeron, sí. Éste es el grupo. Recuerdo recibir el llamado dos o tres semanas después, que me dijeron que tenía el papel y fue como: "¡Sí!"... Lloré.

 

 

¿Cómo sumarte al canal de Spoiler en Telegram?

Si tienes cuenta de Telegram solo da click en el siguiente botón: 

Pero si aún no posees perfil en la plataforma, puedes descargarla en Apple Store o en Google Store, dependiendo del sistema operativo de tu celular. Una vez dentro de la aplicación, en el buscador pon "SpoilerBV" y allí ya podrás darnos suscribir para estar al tanto de todas las noticias.