La semana pasada fue para El Juego del Calamar, pero en estos últimos días, una nueva serie cautivó al público que consume Netflix. Es un show completamente diferente y que, además, está basado en hechos reales. Se trata de Las Cosas por Limpiar, una miniserie protagonizada por Margaret Qualley y su madre Andie MacDowell, conocida por sus papeles en El Día de la Marmota y 4 bodas y un funeral, solo por nombrar algunas. 

Casualmente ambas aquí hacen de madre e hija en una historia compleja aunque esperanzadora a la vez, que gira en torno a la vida de una joven que quiere encontrar un futuro mejor para su hija y ella misma. Si bien el personaje en la serie se llama Alex Rusell, la producción está inspirada en las memorias de Stephanie Land llamadas Maid, Hard Work, Low Pay, and a Mother-s Will to Survive. 

 

Las Cosas por Limpiar narra a través de tan solo 10 episodios de 50 minutos cómo Alex se las arregla para llegar a fin de mes y luchar contra la indigencia, al mismo tiempo que debe dar de comer a su hija y escapar del abuso físico y psicológico de su exnovio. Como ya hemos visto, en otras ocasiones, es la historia de una mujer que debe enfrentarse a todo y, a pesar de las dificultades que se le presentarán, jamás se quebrantará. Lo interesante de este show es que ofrece una mirada dramática, sí, pero con algo de humor e ironía. 

Stephanie Land es la protagonista real de esta historia. La autora estadounidense actualmente tiene 43 años y, además, de la publicación de su libro también ha escrito en The Huffington Post. Pero, por supuesto, su camino no fue nada fácil y así se cuenta en la serie de Netflix.

La historia de Stephanie Land, autora de Las Cosas por Limpiar

Stephanie nació en septiembre de 1978 en Estados Unidos y vivió en diferentes lugares durante su infancia como Washington y Alaska. A los 16 años, tuvo un severo accidente automovilístico que le produjo un estrés postraumático y que luego le traería consecuencias. Unos años más tarde, tuvo a su hija y comenzó a trabajar como asistente de limpieza. Durante ese tiempo, la joven Stephianie vivió casi en la pobreza absoluta ya que apenas tenía para cubrir las necesidades básicas de la niña y las suyas. 

Y como si fuera poco el contexto socio político del país no colaboraba. En estas condiciones, vivieron por al menos unos siete años. No obstante, de alguna manera y con mucho esfuerzo, se las arregló para obtener una beca y comenzar a estudiar en la universidad. La joven siempre había querido estudiar escritura y así fue. Se inscribió en la Universidad de Montana en escritura creativa y allí empezó a cambiar todo. 

Gracias a su talento para la redacción comenzó rápidamente a escribir en diferentes sitios web y periódicos. Eso mismo fue lo que le permitió hacerse un nombre como redactora independiente, dejar de trabajar como empleada de limpieza y, poco a poco, también los programas de asistencia social. 

Pero toda esa parte de su vida que le tocó enfrentar también le sirvió para escribir luego artículos sobre la pobreza en Estados Unidos e incluso sus propias memorias, que hoy son el puntapié inicial de la serie que es tendencia ahora mismo en Netflix. Maid: Hard Work, Low Pay and a Mother 's Will to Survive se publicó en 2019 y rápidamente se convirtió en un éxito de ventas, tanto así que hasta el expresidente estadounidense Barack Obama lo incluyó en su lista de libros infaltables ese mismo año.

Además de ser escritora, Land también da clases. En la actualidad, está casada con un hombre llamado Tim Faud y viven juntos con sus hijos en Montana. Acerca del estreno de la serie en Netflix, se ha referido orgullosa en múltiples ocasiones en sus redes sociales, donde por cierto es muy activa y posee más de 15 mil seguidores.