Entre todos los personajes de Game of thrones, era muy difícil saber quiénes llegarían vivos hasta el final. La serie de HBO se caracterizó por sorprender a sus espectadores con muertes imprevistas como las de la famosa Boda Roja. Por supuesto, hubo algunos que lograron terminar el show aún ante todo pronóstico (con Bran y Jon Snow como las principales sorpresas), entre las que podemos destacar al personaje de Maisie Williams, Arya Stark.

Maisie Williams fue contratada como parte del elenco de Game of thrones cuando tenía apenas 12 años y prácticamente se crió en el set de esta producción, así como su personaje, que pasó de ser una pequeña niña con aspiraciones a convertirse en guerrera a la salvadora de Westeros. Pero para lograrlo, hubo una figura sumamente importante, que fue la que le presentó su padre Ned Stark cuando estaba dando sus primeros pasos en King’s Landing.

Se trata de Syrio Forel, el maestro de espadas que llegó no solo para explicarle de qué forma utilizar su arma sino también inculcarle los valores del Dios de la Muerte y su famoso lema “Not today”. En una entrevista con Mirá A Quién Encontré, el actor que interpretó a Syrio Forel, Miltos Yerolemou, contó por qué fue tan importante la aparición de este personaje en la vida de Arya Stark: “fue el que inició su camino del héroe”.

De acuerdo a la visión de Yerolemou, para Arya fue más que un maestro de espadas y esta fue la razón por la que también fue muy ambiguo su destino. Como sabemos, fue capturado y asesinado por la Guardia Real, aunque esto nunca se mostró en pantalla. ¿Por qué? Según la visión del actor británico, esto tenía que ver con que el entrenamiento de Arya no estaba completo y necesitaba que su maestro permaneciera vivo en su mente. De hecho, lo comparó con los fantasmas de la Fuerza de Star Wars y cómo el de Obi-Wan Kenobi fue sumamente clave para que Luke Skywalker completara su formación y pudiera destruir la Estrella de la Muerte.

+El entrenamiento real de Maisie Williams

Uno de los aspectos clave para que Maisie Williams pudiera interpretar a Arya Stark pasó por el hecho de poder dominar la espada de forma creíble y hacer una buena coreografía de entrenamientos con Miltos Yerolemou delante de cámara. Yerolemou contó que los movimientos se forjaron a grosso modo con un doble con el que les tomó cerca de dos semanas realizar a Maisie Williams le llevó tan solo dos días. Su pasado en danza contemporánea fue muy útil para poder lograrlo.