El 2021 llega a su final y así como en las ceremonias importantes como en la entrega de premios Óscar se recuerdan las figuras que ya no están entre nosotros, desde Spoiler te contamos qué artistas perdieron la vida a lo largo del 2021. Actores de la talla de Michael K. Williams y Jessica Walter, Charlie Watts y Felipe de Edimburgo son algunas de las celebridades más destacadas que murieron en los últimos 12 meses.

Tanya Roberts

Tanya Roberts falleció el 4 de enero, luego de haberse desvanecido en diciembre de 2020 mientras paseaba a su perro. Su representante había anunciado su muerte tiempo antes de que fuera confirmada de manera oficial. La actriz será por siempre recordada por su trabajo como chica Bond en A view to kill y por haber sido una integrante de Los Ángeles de Charlie. Pero para toda una generación será por siempre Midge, la madre de Donna en That 70s Show.

Christopher Plummer

Reconocido por haber realizado más de cien películas a lo largo de toda su carrera, entre las que se incluyó su rol como el capitán von Trapp en La Novicia Rebelde, Plummer murió el 5 de febrero en su casa en Connecticut. Hasta este año había tenido el récord como el actor más viejo en ganar un Óscar, cuando en el 2012 recibió la estatuilla por su papel en Beginners. Fue superado por el magistral Anthony Hopkins y su inolvidable papel en El Padre.

Jessica Walter

El 24 de marzo, la actriz ganadora del Emmy por su trabajo en Amy Prentiss perdió la vida. En televisión fue recordada tanto por los fans de la animación, gracias a su rol como Mallory en Archer, y por los amantes de la comedia gracias a su trabajo como Lucille Bluth en Arrested Development. Tenía 80 años.

Felipe de Edimburgo

El 9 de abril la Corona británica estuvo de luto tras la muerte de Felipe de Edimburgo. Estaba a punto de cumplir 100 años y falleció tras haber sido internado por un malestar causado por una infección que no fue develada. Había sido operado del corazón y recibió el alta en marzo, pero semanas más tarde falleció en el castillo de Windsor. Había renunciado a sus dotes reales en 2017.

Helen McCrory

El 16 de abril, el mundo de la televisión se vio sorprendido por la triste noticia de la muerte de McCrory. La actriz de 52 años fue reconocida por su trabajo en Harry Potter, como la madre de Draco Malfoy y una fiel seguidora de Voldemort, y todavía más por su trabajo como la matriarca Polly en Peaky Blinders. Falleció a causa de un cáncer y la noticia fue difundida por su esposo, el actor Damian Lewis.

Olympia Dukakis

El 1 de mayo, la actriz de cine y teatro de 89 años falleció tras varios meses de un estado de salud muy frágil. Había recibido el Óscar por su trabajo en Hechizo de luna, y en 2013 fue conmemorada con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Sonny Chiba

Reconocido mundialmente gracias a lo hecho en Kill Bill Vol. 1 como el chef devenido en maestro de espadas, Hattori Hanzo, este actor era una eminencia del cine japonés, experto en artes marciales. Falleció el 19 de agosto a raíz de complicaciones de salud generadas por el coronavirus.

Charlie Watts

El 24 de agosto la música sufrió una terrible pérdida. Charlie Watts, el histórico baterista de los Rolling Stones falleció en un hospital de Londres. Semanas antes se había bajado de una gira de la banda y se especuló con la posibilidad de que esto fuera a raíz de su estado de salud, que se había deteriorado por algunas secuelas del cáncer de garganta que se le diagnosticó en 2004.

Michael K. Williams

El pasado 6 de septiembre, los fanáticos de  The Wire perdieron a una de sus figuras centrales. Reconocido por su trabajo como Omar Little, y cinco veces nominado a los Emmy por roles en series como The night of, When they see us y Lovecraft country, el actor falleció a raíz de una sobredosis accidental, tras mezclar fentanilo con heroína y cocaína.  Fue encontrado por su sobrino en su departamento en Brooklyn.

Stephen Sondheim

La última gran muerte del año fue la de este ícono de Broadway que tuvo un papel muy importante en el cine en el último tiempo. Una de sus obras, West side story fue llevada al cine por Steven Spielberg, mientras que también fue reconocido como mentor de Jonathan Larsson en “tick, tick… BOOM!”. Tenía 91 años de edad y había recibido 8 premios Tony por su carrera. Falleció a raíz de una enfermedad cardiovascular el 26 de noviembre.