El año pasado, más precisamente el 25 de diciembre, la vida de Phoebe Dynevor cambió por completo. Es que, con el estreno de Bridgerton en Netflix, su nombre recorrió el mundo gracias a que su papel como Daphne fue muy aclamado por la crítica. De hecho, en menos de un mes, la serie consiguió superar a grandes éxitos como The Witcher al posicionarse como una de las más vistas. 

Tal es así que, en la actualidad, Phoebe Dynevor pasó a ser una de las actrices jóvenes más buscadas. Y, por más que ahora se encuentra filmando la segunda temporada de Bridgerton, muchas producciones también ya la reclaman para que sea su nueva protagonista. Sin embargo, tanta fama también ha llevado a que la actriz vea su vida amorosa como blanco de todos los titulares.

De hecho, hace cinco meses, la estrella de origen británico acaparó todos los medios debido a que comenzaron rumores de una relación. Si bien muchos desearon que el afortunado sea Regé-Jean Page, se confirmó que su verdadero novio era Pete Davidson. Y, en ese entonces, los artistas vieron a su relación convertirse en una de las favoritas de la industria.

Más allá de que ninguno de los dos lo confirmó en ningún momento, diversas pistas dieron a entender que estaban más juntos que nunca. Es más, según algunas fuentes cercanas a ellos, ambos viajaban cada vez que tenían oportunidad para verse. No obstante, ahora todo parece haber llegado a su fin justamente por la distancia física que los separa.

Phoebe y Pete estuvieron juntos por última vez en el Reino Unido en julio, pero desde que voló de regreso a Estados Unidos, no la ha visto”, dijo una fuente cercana a los artistas a The Sun. Y, además, añadió: “sus compañeros piensan que hacen una gran pareja, pero la distancia lo ha hecho inviable. Se divirtieron y permanecerán unidos, pero a menos que se produzca un cambio drástico, su relación no se recuperará”.

Aun así, todo indica que Dynevor encontró la mejor forma de superar este mal de amores: alejarse de todo. A pesar de que la actriz está en pleno rodaje de la segunda temporada de Bridgerton, se tomó unos días de descanso y puso rumbo hacia Croacia. Junto a su amiga y compañera, Siena Rosso, Phoebe está teniendo una agenda de lo más ajetreada en el país paradisíaco donde no para de hacer excursiones.

Escapadas a la playa, viajes en barco, risas y hasta un poco de alcohol fueron algunos de los momentos que Dynevor compartió en sus redes sociales acerca de este idílico viaje. De hecho, esto demuestra que si está deprimida por su ruptura, no quiere que Instagram sea la evidencia.