Pasaron dos décadas desde el lanzamiento de la primera de las ocho películas originales de Harry Potter, con la que Warner Bros. Pictures terminó de convertir en un fenómeno masivo a la obra creada por J.K. Rowling. Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 2 fue la última historia en llegar a la pantalla grande, con la que se le puso punto final a esta parte de la saga que luego se amplió con Animales Fantásticos (por ahora en forma de trilogía aunque con la supuesta intención de lanzar dos largometrajes más).

Después de presentar a Voldemort como el principal villano de Harry Potter, Rowling fue dejando algunas pistas en torno a cómo podía ser derrotado este mago alguna vez llamado Tom Riddle. Así fue como conocimos a los horrocruxes, los objetos desperdigados por el mundo mágico que contaban con un fragmento de Lord Voldemort y que lo hacían, no solo inmortal, sino capaz de volver a recuperar su forma corpórea.

Estos diferentes horrocruxes se repartieron en cosas como el anillo de Sorvolo Gaunt, El diario de Tom Riddle (destruido en la segunda película), La Copa de Helga Hufflepuff, el Guardapelo de Salazar Slytherin, la Diadema de Rowena Ravenclaw y la serpiente Nagini. Pero además, el propio Harry Potter se había convertido en un horrocrux la noche en la que sobrevivió al ataque de Lord Voldemort y le quedó su emblemática cicatriz en forma de rayo. 

Todos estos horrocruxes pudieron ser destruidos a lo largo de las diferentes aventuras vividas por Harry Potter y sus amigos de Hogwarts. Pero parece que todo hubiera sido más interesante si J.K. Rowling hubiera pensado en el horrocrux que el usuario de Twitter @cronopiatw propuso en un divertido posteo: un teléfono celular Nokia. "Hola. Me llamo Tom Riddle. Veo que haz encontrado mi Nokia. Buena suerte destruyendo este horrocrux", escribió en una publicación que tuvo cerca de cuatro mil likes.

+La historia con la que Harry Potter podría volver al cine

Tras ocho películas y 7.700 millones de dólares recaudados en la taquilla, Harry Potter demostró ser una franquicia absolutamente rentable en el mundo del cine. Hasta cambiar el eje de la historia y sus protagonistas, con Animales Fantásticos, sirvió para que Warner Bros. Pictures pudiera recaudar importantes sumas de dinero. Claro que es justo decir que los films protagonizados por Eddie Redmayne no estuvieron ni cerca del rendimiento de los protagonizados por Daniel Radcliffe, por lo que seguramente el estudio siga buscando la forma de recuperar esos ingresos. Hay una historia que podría darle a la compañía lo que busca: se trata de la obra de teatro Harry Potter y el niño maldito, que se ambienta muchos años después de los sucesos vistos en la saga original, con un potencial regreso de Voldemort y sus aliados. Por el momento, no hay ninguna confirmación oficial de que esta historia llegue a la pantalla grande, pero, ¿te gustaría verla?