La película de Netflix Mis Dos Vidas sigue las alternativas en la vida de Natalie, interpretada por Lili Reinhart, una mujer que en la víspera de su graduación universitaria descubre que está embarazada y a partir de ese momento el film se divide en dos realidades muy diferentes entre sí. Una de ellas es con la joven aceptando ser mamá del bebé que lleva en su vientre, mientras que la otra versión, encuentra a esta mujer siguiendo sus sueños profesionales.

La versión que se negó a ser madre busca empleo en Los Ángeles y envía una solicitud a la empresa de Lucy Galloway, una artista con la que ella siempre soñó trabajar. La Natalie que eligió a su bebé les cuenta a sus padres sobre su embarazo y ellos se preocupan por la situación pero en todo momento le brindan su apoyo a la joven que eligió ese camino. En Los Ángeles, Natalie se infiltra en una fiesta y termina fascinada con Jake que la ayuda a conseguir trabajo con Galloway.

Por su parte, Netflix sigue a la versión alternativa que hace todo lo posible para ser la mejor mamá de la hija que tuvo con Gabe, que tiene la intención de casarse con Natalie pero es rechazado. Ellos son un “equipo” en todo lo referente a su hija Rosie pero él finalmente comienza a salir con otras mujeres hasta llegar a comprometerse, algo que no le gusta a Natalie, pero se mantiene firme en su decisión porque su familia funciona bien de esa manera.

Una persona, dos historias

Natalie de Los Ángeles es despedida por Galloway que quiere ayudarla de esa manera para que se destaque por ella misma. Luego de presentar sus nuevos trabajos su ex jefa la felicita y juntas hablan de los proyectos que se vienen para la protagonista de la película, que se encuentra con Gabe, casado y esperando a su primer hijo. Posteriormente retoma la relación con Jake.

Por otra parte, la Natalie mamá presenta una historieta en un evento y es entrevistada por Lucy Galloway y posteriormente es testigo de la presentación de Gabe que tiene mucho para contarle. ¿Por qué? Él canceló su compromiso porque la única mujer a la que siempre amó es ella, Natalie, la mamá de su hija Rosie. Finalmente esta familia encuentra el camino que nunca debió abandonar.

Ambas versiones de Natalie logran descubrir el amor verdadero además de lograr éxito en el mundo profesional. Ellas alcanzan sus objetivos manteniéndose firmes con sus deseos y trabajando para alcanzar las metas que tienen previstas para sus vidas. Claro, hay sorpresas en el camino además de errores y vínculos que las cambiarán para siempre. Podemos decir que el final de la película de Netflix es “feliz”.