No caben dudas de que Spider-Man: No Way Home es la película más ambiciosa de lo que va de la fase cuatro de Marvel. Estrenada el pasado 16 de diciembre cumplió con todas las expectativas de los fans ya que contó con la presencia tan esperada de Andrew Garfield y Tobey Maguire. Los dos primeros trepamuros se unieron a Tom Holland para protagonizar este film que trajo, además, a viejos y conocidos villanos. 

Es decir, con este rejunte de viejos y nuevos actores, Spider-Man: No Way Home fue toda una revolución de la cuarta fase del MCU y, a pesar de que ya pasó un mes de su estreno, sigue generando furor. Es que, ya se ha levantado la prohibición del estudio y de Sony para hablar del film, por lo que muchos de los actores ya cuentan sus vivencias durante el rodaje. Entre ellos se encuentra Andrew Garfield, quien con sus declaraciones no deja de causar sensación e interés por la cinta. 

Antes del estreno de No Way Home Garfield ha sabido engañar a todos los fanáticos de Spider-Man. Más de una vez fue consultado sobre su posible participación y siempre lo negó rompiendo así todas las ilusiones de sus fans. Pero ahora, el actor es libre de hablar al respecto y, por eso, es quien más detalles ha revelado sobre lo que fue su regreso al MCU en el papel de Peter Parker. 

Y, entre todas las cosas que contó, está la cantidad de veces que se salió del guión. Durante una entrevista en el podcast Happy Sad Confused llegó a asegurar que una de las escenas más divertidas de No Way Home fue improvisada por él y por Zendaya. Según lo que reveló, todo se dio cuando su Peter Parker aparece a través del portal mágico y MJ no le cree que él también es Spider-Man. 

Al principio Zendaya tomaba un candelero o algo para amenazarme en la primera escena en la que entraba, pero luego había una canasta de pan”, comenzó explicando Garfield y, luego, añadió: “fue ella la que dijo: ‘¿puedo arrojarle el pan?’ y Jon Watts dijo: ‘sí, tirale el pan’”. Es decir que, la escena más divertida y que más carcajadas ha sacado a los fanáticos de Spider-Man fue una creación de los mismos actores.