Un romance puede empezar de la manera menos pensada y eso pasó con Alanis Morrisette y Ryan Reynolds en plena década de los 2000 donde ella llegaba a cima con sus éxitos Jagged Little Pill y tenía 32 millones de copias vendidas. La vida amorosa de ambos actores empezó en una fiesta de cumpleaños de Drew Barrymore.

En su momento, la intérprete de ‘Ironic’ señalaba a People que “el es una criatura tan solidaria. Me siento muy amada, en una especie de sueño. Siempre se siente feliz a mi lado”. Según Infobae señaló que “la relación parecía firme. Vivían juntos. Ella le mostraba los demos de sus canciones y él de los guiones, viajaban a lugares donde disfrutaban de su intimidad, pero también posaban abrazados, sonrientes y enamorados en galas y eventos”.

Sin embargo, en cuanto a fama, Reynolds estaba en unos puestos más bajos. Apenas había aparecido en algunos programas canadienses. Tiempo después, pudo empezar su carrera en Hollywood, pero aun sin dinero en el bolsillo. Sus primeras apariciones fueron en ‘Sabrina, la bruja adolescente’ y en ‘Tres para todo’ donde marcó territorio y de ese modo se fue haciendo cada vez más conocido en la industria.

¿Cómo fue la ruptura amorosa?

A pesar de que se desconocen las causas de la ruptura, se cree que el actor tuvo un romance corto pero intenso con Jessica Biel. Ambos, informaron la separación a través de un comunicado, pero no dijeron los motivos. Revelaron que terminaban en buenos términos.

Se pensó que vivían tiempos muy diferentes, Alanis ya había alcanzado la fama y el éxito y Ryan no lograba saltar de “joven promesa” a actor de renombre. Un mes después, el actor aparecía de la mano con una nueva novia, nada más y nada menos que con Scarlett Johansson. El mismo que estaba a punto de llevarla al altar la sorprendió a la cantante, la dejaba de un momento a otro.

Alanis abandonó el mundo de la música más de dos años para arreglar cuestiones personales, y fue recién en 2008 cuando regresó con un nuevo álbum: Flavors of Entanglement. Finalmente, en 2010, Alans Morrisette se casó con Mario Treadway, mejor conocido como Souleye. Su primer hijo nació en 2010; la segunda, en 2016; y el más pequeño en 2019.

Su modo de hacer catarsis tras la separación con Ryan Reynolds ocurriría en ‘Torch’ debido a que expresó en la letra el dolor que le había causado esa abrupta ruptura. En esa canción cuenta todas las cuestiones que extrañaba de su ex pareja. Actualmente, ambos actores tienen vidas distintas, incluso declaró respecto a sus relaciones que “a cada persona que quiere, este a su lado o no, le desea mucho éxito y amor en su vida. Que vaya con Dios”.