En tan solo unas semanas, Better Call Saul comenzará a emitir los episodios finales de su última temporada. La sexta entrega de la serie creada por Vince Gilligan y Peter Gould dividió sus emisiones en dos volúmenes (del mismo modo que habían hecho con Breaking Bad) y la primera mitad terminó con un final que dejó a todos con la boca abierta: la muerte de Howard Hamlin fue tan impactante como inesperada.

Desde la aparición de este universo creado por Vince Gilligan en 2008, Breaking Bad y Better Call Saul han regalado momentos inigualables y sin precedentes en la televisión mundial. Basta con repasar algunas de las escenas más recordadas de Breaking Bad, como la muerte de Hank Schrader, para desatar el debate en torno a cuál fue la mejor secuencia que se vio en esta serie protagonizada por Bryan Cranston.

A pesar de que le costó meterse en el corazón de los fans, Better Call Saul también logró construir escenas muy poderosas que se quedaron en la retina de los televidentes. Podemos pensar, por ejemplo, en el momento en el que Nacho Varga y Gustavo Fring hicieron explotar un restaurante de Los Pollos Hermanos, así como también recordar el momento en el que Nacho se quitó la vida frente a Gustavo Fring

Gran parte del poderío visual y narrativo de Breaking Bad y Better Call Saul tiene que ver no solo con los guiones escritos sino también con las interpretaciones de sus actores. Dejando de lado el debate sobre cuál de las dos series es la que mejor resultado final ha tenido, nos proponemos pensar en cuál fue el mejor villano visto hasta el momento, de los dos grandes antagonistas presentados: Gustavo Fring y Lalo Salamanca.

+El mejor villano de Better Call Saul y Breaking Bad

Todavía resta saber cómo será el desenlace para Lalo Salamanca en Better Call Saul, después de haberse quedado escondido en las alcantarillas para poder dar el golpe en contra de Gustavo Fring. El nivel de sadismo y violencia con el que se ha desenvuelto el personaje interpretado por Tony Dalton se ha destacado desde su aparición en el show. Pero si hay que hablar de un villano que ha marcado tendencia y se convirtió en un símbolo, ese es sin dudas Gustavo Fring, un criminal que sin necesidad de perder la compostura logró construir su imperio y hacerse respetado tanto dentro como fuera de los Estados Unidos, además de habernos regalado una de las mejores despedidas para un personaje como puede ser explotar en pleno hogar de ancianos y salir caminando con la mitad del cuerpo destrozado. ¿Qué piensas?