Diego Boneta se transformó en sinónimo de Luis Miguel desde que se estrenó la serie sobre el cantante en la pantalla de Netflix. El actor mantuvo conversaciones con el Sol de México para interpretarlo y forjó una gran relación en la previa al lanzamiento que hoy es tendencia en la plataforma. Sin embargo, hay una historia entre ellos que es desconocida y que involucra a la hija del vocalista, Michelle Salas. ¿De qué se trata?

En la segunda temporada de la serie, Macarena Achaga interpreta a la heredera de Luismi y tiene muchas escenas con la versión más adulta del ídolo mexicano. Lo que le agrega un condimento especial a esta situación es que Boneta tuvo un romance con la verdadera Michelle y lo mantuvo en secreto lo más que pudo. 

El romance entre Diego Boneta y Michelle Salas 

El actor y la modelo tienen casi la misma edad (él 30 años y ella, 31) y tuvieron un amorío en 2013 cuando fueron fotografiados por las calles de West Hollywood. Las imágenes mostraron lo apasionado de la relación e incluso se rumoreó la posibilidad de un casamiento. “Nos estamos conociendo, es una buena chica. Es muy guapa y muy buena onda. La conocí en Los Ángeles”, expresó en ese momento Diego. 

En ese entonces, el artista jamas se imaginaba que ocho años después iba a ser el padre de su novia en la ficción. Las realidades de ambos eran muy diferentes en esa época: el intérprete recién tomaba reconocimiento internacional tras protagonizar la película Rock of Ages junto a Tom Cruise, mientras que la modelo acababa de ser oficializada como la hija de Luis Miguel. 

Sin darse cuenta, Boneta ya comenzaba a prepararse para el papel que le cambiaría definitivamente la vida. La situación también esconde una controversia porque Michelle expresó sus diferencias con la serie y hasta pidió a sus fans que no crean todo lo que ven. ¿Le contó esa parte de su historia a Diego o el actor se limita a seguir la versión de Luismi?