Las producciones mexicanas suelen tener gran repercusión a nivel mundial, pero ahora, de la mano de plataformas como Netflix y Prime Video, por mencionar algunas de las más importantes, su alcance se potenció. En el caso de Netflix, Club de Cuervos fue la primera producción original de la plataforma, lanzada en 2015, que hoy ya tiene títulos nacidos en países como Argentina y Colombia y se prepara para sus primeras ficciones en Chile y Uruguay. En lo que va del 2021 hubo varios títulos oriundos de México que fueron muy comentados, con ¿Quién Mató a Sara? como el más importante.

Amarres

De la mano de HBO Max, el 12 de agosto llegó Amarres, una producción centrada en la vida de Ana quien retoma una tradición familiar con la idea de sacar a sus seres queridos del apuro. Se trata de una brujería prehispánica que permite hacer “amarres” del corazón entre dos personas. El show llegó con temáticas muy actuales como el poliamor y la sexualidad, desde una mirada cruzada por la perspectiva de género. Creada por Fernanda Eguiarte, tiene diez episodios en total.

¿Quién mató a Sara?

Uno de los dramas más comentados del año fue responsabilidad de José Ignacio Valenzuela. Con dos temporadas y 18 episodios en total, la serie muestra la venganza de Álex, que lleva 18 años en prisión por culpa de la familia Lazcano que lo culpó por el homicidio de Sara. La primera entrega rompió el récord de reproducciones para una ficción de habla no inglesa (recientemente superada por El Juego del Calamar), con 55 de cuentas.

Guerra de vecinos

La comedia de Netflix fue lanzada en julio y cuenta la historia de dos familias que coinciden en un barrio de clase alta en donde empiezan a vincularse. De manera impensada, las madres de ambos grupos iniciarán una batalla que se traducirá en risas para los televidentes y problemas para sus protagonistas.

Madre solo hay dos

La comedia dramática que desarrolló Carolina Rivera tiene 9 episodios y se comenzó a emitir en enero de este año y se prepara para lo que será su segunda temporada. Se centra en Ana (Ludwika Paleta) y Mariana (Paulina Goto), dos mujeres de distintas edades y culturas que por un accidente intercambiarán sus hijos y comenzarán una alianza impensada. 

Somos.

La miniserie de Netflix se lanzó en junio de este año y tuvo una gran recepción. La historia se enfoca en el narcotráfico y las adicciones pero contada desde el punto de vista de las víctimas. El punto de inflexión llegará a partir de una operación de la DEA en Allende, México. Se ambienta en el año 2011 y está inspirada en hechos reales.