La ficción mexicana está atrayendo toda la atención de los usuarios de Netflix. La plataforma ya cuenta con algunos éxitos como Control Z o Quién mató a Sara, ambas del mismo país. Y ahora, hace tan solo una semana, se estrenó La Venganza de las Juanas, la cual ya se convirtió en un furor en la plataforma. Con una temporada de 18 episodios, esta serie cosechó tantos fanáticos que hasta ya destronó a El Juego del Calamar. 

Cinco mujeres con la misma marca de nacimiento se proponen desentrañar la verdad sobre su pasado y descubren una trágica red de mentiras hilada por un poderoso personaje”, señala la sinópsis oficial de La Venganza de las Juanas. La tira está protagonizada por Sofía Engberg, Oka Giner, Juanita Arias, Zuria Vega y la mismísima Renata Notni. 

Si bien las cinco intérpretes tienen una trayectoria inigualable en México, lo cierto es que Renata Notni fue la que más seguidores cosechó. La actriz, en la actualidad, es una de las más importantes de la industria cinematográfica mexicana. Además, poco a poco, la artista comenzó a consagrarse como una de las favoritas en el mundo, ya que no es la primera vez que aparece en Netflix. 

Hace unos meses, la plataforma sumó a su catálogo El Dragón: el regreso de un guerrero. A pesar de que la ficción cuenta con dos temporadas de más de 20 capítulos cada una, es una historia digna de admirar. Si bien no es originaria del gigante de streaming, ahora está disponible en toda Latinoamérica y sus actores se catapultaron a la fama internacional. 

El Dragón: el regreso de un guerrero tiene al argentino, Sebastián Rulli en la piel de Miguel Garza Martínez. Por su parte, Renata Notni, interpreta a Adela Cruz, el interés amoroso del protagonista y quien toma un lugar muy importante a medida que avanza la trama. Con una puesta en escena que supera lo magnífico, esta tira es ideal para aprovechar a hacer una maratón. 

La historia gira en torno a un joven llamado Miguel Garza, quien fue criado en Japón, con los yakuza, pero es mexicano y proviene de una familia de narcotraficantes. Su abuelo, el jefe del cartel, lo mantiene alejado de la vida delictiva, hasta que lo manda a buscar porque llegó el momento de que herede su legado. Especialista en economía y siendo un hombre honorable, el protagonista se encarga de eliminar la violencia del narcotráfico, pero todo cambia cuando en su vida aparece Adela Cruz. Esta chófer de Uber se encuentra con él, por arte del destino, y rompe con todos sus pensamientos retrógrados.