Por más de que Henry Cavill fue despedido por Warner Bros y no volverá a interpretar a Superman, tiene muchos proyectos por delante. El próximo 17 de diciembre llegará la segunda temporada de The Witcher, próximamente comenzará los rodajes de la secuela de Enola Holmes y, asimismo, protagonizará una película junto a Dua Lipa.

Sin embargo, no es allí donde se acaban los nuevos trabajos para Henry Cavill. Es que, cada día que pasa, el actor sigue ocupando su agenda con distintas producciones y, ahora, se ha conocido gracias a Deadline que cambiará completamente de rumbo, dejando de lado la acción, el drama y la ficción para protagonizar una comedia romántica.

Se trata de The Rosie Project, una adaptación de la novela de Graeme Simsion donde Cavill interpretará a Don Tillman, un profesor de genética que nunca logró llegar a tener la segunda cita con una mujer, pero ahora aspira a poder enamorarse. No obstante, este personaje, que se podría convertir en uno de los más desafiantes para el británico, tiene el síndrome de Asperger, ahora conocido como trastorno del espectro autista.

Para este film, el fichaje de Cavill fue el que logró salvarla ya que desde hace tiempo intenta hacerse realidad. La primera novela se publicó en 2013 y, gracias a su éxito, en 2014 y 2019 llegaron dos escritos más que, si la primera película llega a ser furor, todo podría indicar que este trabajo se convertirá en una trilogía.

Aun así, cabe destacar que, a pesar de que Henry Cavill ya es el gran protagonista confirmado, a la producción del largometraje le queda, todavía, confirmar a dos personas muy importantes: el director y la intérprete de Rosie. De hecho, la actriz seleccionada debería tener una gran química con la estrella de The Witcher ya que, según la novela original, ellos terminan enamorados.