Los directores de cine de Hollywood suelen ser muy conocidos por sus estrictos mecanismos de rodaje. A la hora de completar una producción hay ciertas formas que se aclaran tanto para los actores como para el equipo técnico y así se convierten en reglas inquebrantables que facilitan la convivencia. Uno de los que se ha vuelto muy conocido por su forma de rodar es David Fincher, a quien se lo conoce por la cantidad de veces que suele repetir una toma.

Pero si tenemos que hablar de un realizador que es muy estricto con su equipo técnico ese es Christopher Nolan. El realizador detrás de películas como Memento, Interstellar y la trilogía de Batman que protagonizó Christian Bale tiene muy en claro cómo encarar sus proyectos. Por eso, antes de comenzar a filmar establece cuatro reglas que sus subordinados no pueden pasar por alto y deben respetar a rajatabla con el fin de lograr un clima de trabajo acorde y obtener los resultados buscados.

El camarógrafo Bob Gorelick, que fue parte del equipo de producción de The Dark Knight, la segunda película en la trilogía de Batman de Christopher Nolan, conversó con Mirá A Quién Encontré sobre cómo son los rodajes de la mano de este director. En la charla, contó que si bien estos cuatro puntos son bastante importantes para el director y deben ser cumplidos, no quiere decir que no puedan omitirse durante una producción. Eso sí, para poder hacerlo hay que estar fuera del set, que para Nolan es un lugar “sagrado”, según cuenta Gorelick.

Bob Gorelick explicó que durante una filmación de cualquier película de Christopher Nolan los miembros del equipo no pueden comer, sentarse ni usar el celular durante su estadía en el set. Además, reveló que aquellos integrantes que quieran dirigirse a los actores en el set deben hacerlo, preferentemente, a través del propio director. En este sentido, subrayó que Nolan es el primero en cumplir las reglas que establece y que durante sus rodajes jamás se sienta, usa el celular o come en el set.

+El otro director que también es muy estricto en los rodajes

Christopher Nolan no es el único que suele establecer reglas muy estrictas a la hora de filmar una película. Hay otro realizador de renombre, Zack Snyder, que tiene políticas muy similares. En una entrevista que dio en el podcast The Playlist’s Fourth Wall, el director de Liga de la Justicia confesó que durante el rodaje de Army of the dead prohibió el uso de las sillas y nadie podía sentarse. “Lo lindo es que se vuelve muy íntimo. Puedo hablar con los actores ahí, no estoy detrás de un monitor en la otra punta de la habitación. Definitivamente fue la película más comprometida que he estado haciendo”, señaló.