No es la primera vez que el cine español (o la industria de este país europeo en general) recurre a un actor de raíces argentinas para nutrir su elenco. Leonardo Sbaraglia y Cecilia Roth son dos que han hecho de España casi un segundo hogar, ambos con trabajos en producciones de Pedro Almodóvar. También se puede hablar de la incursión de Rodrigo de la Serna en La casa de papel, en donde le tocó ser Palermo para el éxito mundial de Netflix.

Y ya que de Netflix hablamos, hay que hacer mención a La Jefa, el último gran hit de la plataforma que cuenta con el protagonismo de Aitana Sánchez-Gijón y que fue dirigido por Fran Torres. El film se centra en una joven que queda embarazada por accidente y que cuando todo indica que tendrá que dejar el país y renunciar a su promisoria carrera, es convencida de su jefa de continuar con la gestación y darle al bebé en adopción. Esto, claro, tendrá sus consecuencias en un film que no tardará en volcarse al género de suspenso.

Una de las protagonistas de La Jefa es Cumelén Sanz, actriz argentina de 32 años que en los últimos años se la vio en dos de las producciones más importantes hechas en el país sudamericano, en lo que a series respecta. Porque, probablemente, la recuerdes si has visto El Marginal, en donde fue parte de la tercera temporada y le tocó interpreta de forma recurrente a Karina. Pero, además, estuvo en la genial Monzón, en donde se relató la historia detrás del boxeador Carlos Monzón denunciado por el femicidio de su pareja. Allí, Sanz estuvo a cargo de darle vida a Silvia, una de las hijas del boxeador.

Su carrera como actriz comenzó hace una década, en el corto Usura en donde compartió set con la estrella de Rebelde Way, Felipe Colombo. Luego le siguieron roles en producciones como Violetta, Apache y No te olvides de mí (esta última junto a Leonardo Sbaraglia), así como también algunas apariciones en videoclips musicales de artistas como Bándalos Chinos, Turf y Diego Torres.

+Los próximos proyectos de Cumelén Sanz

Aún sin fechas de estreno definidas, hay dos películas en el horizonte de Cumelén Sanz que ya están en instancias de postproducción. Por un lado, El fuego que hemos construido (título que podría aludir de alguna forma a la canción de El mató a un policía motorizado) de Luis Fontal. Por el otro, La educación de los cerdos, un policial que encabezará Luciano Cáceres bajo la dirección de Eduardo Pinto, que estará ambientado en la década del 90 en donde se verá la historia de un hombre que se dedica a robar y que está inculcándole esta cultura a su hijo.