Con repasar los distintos rodajes de Misión: Imposible alcanza para comprender que a Tom Cruise no hay nada que lo asuste. La estrella que interpretó a Ethan Hunt en la saga de espías nacida en 1996 suele plantear acrobacias impensadas y completamente peligrosas para sumarlas como escenas de sus películas. Así lo hemos visto colgarse de un avión en movimiento, saltar al vacío con una motocicleta y hasta balancearse por el Burj Khalifa en Dubai, el edificio más alto del mundo.

Aunque cada vez se somete a este tipo de pruebas con mayor peligrosidad, lleva años desafiando los límites. En una entrevista con David Letterman realizada en 2004, Tom Cruise reveló cómo fue una de las acrobacias aéreas más peligrosas que realizó. No porque fuera a ser letal para él, sino porque incluyó la participación de un tripulante que terminó siendo víctima de las decisiones del actor de Top Gun.

“Una vez estábamos volando sobre Colorado, volaba en este avión en el que íbamos a necesitar usar oxígeno. Los vientos se toleran mejor a mayor altura. Subimos y me di cuenta de que no podríamos estar a esa altura. Teníamos que descender porque no tenía suficiente oxígeno”, comenzó Tom Cruise. Luego, recordó: “Tenía un pasajero atrás, así que con el copiloto nos dimos cuenta de que si le apagábamos el oxígeno al tipo de atrás, podíamos llegar a esa altura”. Entonces, comenzó el show de las risas.

A partir de este punto en la anécdota, para Tom Cruise fue imposible contener sus carcajadas. Mientras lloraba de la risa e intentaba recuperar el aire, continuó contando qué había pasado, además de aclarar que “no era peligroso ni nada de eso”. Sin embargo, David Letterman tuvo algunas dudas y decidió indagar un poco más en torno a qué había pasado con este tripulante cuando le apagaron el oxígeno. Riéndose todavía con más frecuencia, el actor completó: “Estaba muy callado. Se quedó dormido” y luego remató: “Se despertó. Cuando estábamos aterrizando, mientras descendíamos. Dijo: 'Mis manos están... No siento mis manos. Tengo un cosquilleo en mis manos. Dormí todo... Debe ser por cómo estaba acostado'”.

+El último capricho de Tom Cruise

En julio del próximo año, Tom Cruise volverá al cine de la mano de la próxima película de Misión: Imposible. Será la séptima en la saga de Ethan Hunt y se sabe que será una historia dividida en dos partes, conectándose con Misión: Imposible 8 que ya comenzó a rodarse. Además, hay un elemento que une a ambas historias y que parece que tuvo a Tom Cruise muy encaprichado por conseguirlo: un submarino que se verá en las dos películas que hace pensar que veremos un desafío que llevará mucho tiempo para este espía. ¿Será su última misión?