Durante la última década, Netflix supo construir su imperio hasta convertirse en la actualidad en el servicio de streaming más popular del mundo al sumar más de 220 millones de suscriptores. Si bien es cierto que en lo que va del año sufrieron algunas pérdidas de usuarios y sumas de dinero de gran importancia, las producciones estrenadas en su catálogo cumplen al obtener un alto porcentaje de audiencia y logran que estos títulos sean temas de conversación.

 

La plataforma mantiene una fórmula en la que sus contenidos logran cierta posición entre los espectadores del mundo y llevan a que algunos shows se conviertan en fenómenos únicos, como ocurrió con Stranger Things, La Casa de Papel, Sex Education, El Juego del Calamar y Bridgerton, entre otros, que llegarona recibir galardones importantes. Contrariamente a estos ejemplos que acaparan todas las luces, tenemos a Better Call Saul.

Después de lo que ha sucedido en la reciente ceremonia de los Premios Emmy 2022, no hay dudas de que la serie más infravalorada que tiene Netflix en estos momentos es el spin-off de Braking Bad creado por Vince Gilligan y Peter Gould. Estamos hablando de una producción estratégicamente pensada y ejecutada como pocas veces se ha visto en la televisión en el último tiempo. Más allá de esto, la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión optó por dejar el programa sin galardones.

Otro motivo para catalogar de esta manera al show es que, durante la emisión de su sexta y última temporada en el streaming, la cual se dividió en dos partes, jamás fue parte del ranking principal de audiencia como una de las 10 series más vistas en su momento. Si bien se generaba repercusiónen las redes sociales, la realidad marca que no ha recibido el furor que merecía y sí tuvieron otros títulos que estuvieron muy por debajo de su línea de calidad.

 

 

Better Call Saul finalizó este año con su sexta entrega, la cual mantiene una de las mejores calificaciones en el sitio web de IMDb por parte de los espectadores. La historia del icónico abogado Saul Goodman interpretado por Bob Odenkirk llegó a su fin, pero sus fanáticos, por menor cantidad que parezca ante otras producciones, se hicieron escuchar durante la noche de los Emmys 2022 cuando el protagonista perdió. Sin embargo, debes saber que su parte 2 llegó en julio y es elegible para la edición 2023.