El 2020 no será un año más para el joven Paul Mescal, que gracias a Hulu pudo encabezar una gran serie titulada Normal People. El proyecto que compartió junto a Daisy Edgar-Jones se centró en la vida de dos jóvenes compañeros de escuela que se enamoraban y en cómo se construía, deconstruía, renacía y se modificaba a lo largo de los años. Fue tan bueno su trabajo que hasta fue nominado a un premio Emmy.

Lo cierto es que más allá de cómo le haya ido a Paul Mescal en las diferentes entregas de premios, Normal People sirvió para posicionarlo como uno de los actores europeos con mayor potencial en la industria. Después de encabezar este proyecto de Hulu le tocó estar en producciones como The Lost Daughter, que encabezó junto a Olivia Colman y Dakota Johnson, y se vio por Netflix el 16 de diciembre del año pasado.

Desde entonces, Paul Mescal ha pasado a ser uno de los actores más consumidos en redes, especialmente por el público que se siente atraído por los hombres. No se puede negar que el actor de 26 años tiene su belleza. Ahora, en las redes sociales, se lo vio con un cambio de look que no solo parece quedarle a la perfección sino que también nos hace recordar a Pedro Pascal, el actor de raíces chilenas.

“La Pedro Pascalización de Paul Mescal”, escribió @MediumSizeMeech en su cuenta de Twitter. Su posteo estuvo acompañado por una foto en la que se ve al protagonista de Normal People con gafas de sol y bigote. Entre los que vieron esta imagen hubo casi dos mil retweets y más de 35 mil likes para personas que coinciden con el gran parecido entre el artista nominado al Emmy y la estrella de The Mandalorian.

+¿Se viene la nominación al Oscar?

Este año, Paul Mescal fue uno de los protagonistas de Aftersun, la película dirigida por Charlotte Wells. La historia gira alrededor del vínculo entre Sophie y su padre, Calum. Primero los vemos compartir un viaje a Turquía, en donde conocemos la forma de ser del personaje interpretado por la figura de Normal People, y luego, se produce una elipsis de 20 años en donde vemos a una Sophie adulta reflexionar sobre la relación que tuvo con su papá y todo lo que no conoció de él. Con un 96% de aprobación en Rotten Tomatoes, se dice que podría valerle la nominación al Oscar a Mescal.