Marvel, además de ser uno de los estudios más grandes e importantes de Hollywood, es sinónimo de un mundo aparte. Es que, no sólo junta una gran cantidad de equipo técnico, sino que tiene un inmenso elenco de actores. Con 25 películas en su haber y diferentes historias con distintos protagonistas, muchos intérpretes han logrado trabajar en el MCU llegando así a la fama internacional. 

Entre ellos se encuentra Robert Downey Jr. El actor, quien ya contaba con una carrera impresionante, alcanzó su punto máximo de éxito gracias a su papel como Iron Man en Marvel. Y, a pesar de que en un principio su incorporación no fue muy bien vista por los fans, lo cierto es que su excelente trabajo en la piel de Tony Stark lo llevó a ser uno de los más queridos y admirados del estudio. 

Sin embargo, en su llegada al MCU, Robert Downey Jr nunca se imaginó que se volvería a encontrar con una de sus ex parejas. El actor llegó a la franquicia en 2008 para realizar la primera película de su personaje y no fue hasta 2016 que volvió a ver a Marisa Tomei. Durante los rodajes de Capitán América: Civil War, donde ella le dio vida a May Parker, la tía del Spider-Man de Tom Holland, fue cuando los actores se reencontraron. 

Luego, en 2017, con el lanzamiento de Spider-Man: Homecoming, Downey y Tomei volvieron a compartir pantalla ya que ambos participaron en el film. Pero, para quienes no conozcan la historia entre ellos, es simple: en 1990 vivieron un fugaz, pero agradable romance. Ambos compartieron protagonismo en la cinta de 1994, Only You, en la que interpretaron a una de las parejas más tiernas del cine, y fue allí donde se enamoraron. 

Su relación fue fugaz, ya que no duró más de unos meses y, cuando terminaron, lo hicieron de una manera amistosa. Es por eso que, con su reencuentro en Marvel no hubo problemas ya que ambos decidieron seguir adelante y mantener una buena relación sin ser pareja. Eso sí, su química sigue intacta y cada escena que compartieron en el MCU fue inigualable para las películas.