Este viernes se produjo el tan esperado estreno de la nueva serie live-action de Star Wars. Obi-Wan Kenobi llegó a la plataforma de Disney+ y, por supuesto, lo hizo con un centenar de guiños a todas las otras películas, series, cómics y hasta videojuegos enmarcados dentro de universo creado por George Lucas hace casi 50 años. En este contexto, nos propusimos repasar los principales easter eggs que dejó el capítulo inicial.

Uno de los más evidentes e importantes que dejó la serie de Disney+ tiene que ver con el hecho de ser la primera serie en comenzar con una placa introductoria similar a la de las películas, que sirve para presentar el resumen de la trilogía de precuelas. Allí, se hace mención a la Orden 66 que fue la que prohibió a los Jedi y comenzó a perseguirlos, y terminó con Obi-Wan Kenobi fugándose, dando pie a esta serie.

Entre los puntos altos de Obi-Wan Kenobi, hay que destacar el trabajo de casting, con varias apariciones conocidas por los fans, como la Joel Edgerton repitiendo el rol de Owen que tuvo en El Ataque de los Clones, la contratación de Jimmy Smits para ser Bail Organa también como en las precuelas, y el papel de Anthony Daniels como C-3PO una vez más. Quien también apareció fue el Gran Inquisidor aunque, a diferencia de Rebels en donde la voz es de Jason Isaacs, aquí el elegido fue Rupert Friend.

Todo lo que pasa con Luke y Leia en sus versiones infantiles conecta directamente con las películas. Mientras Leia aparece constantemente con unas trenzas similares a las que se ven en los films de George Lucas, vemos a Luke jugando a ser piloto de naves como se lo vio a su padre, Anakin, en La amenaza fantasma. Además, una vez que Leia es secuestrada, vemos a Bail y su esposa comunicarse con Obi-Wan a través de un holograma, algo que años más tarde empleará Leia para pedirle ayuda a Luke Skywalker. ¿El mejor easter egg? La nave de juguete que Obi-Wan Kenobi le obsequia a Luke, que luego se ve en las películas.

+Los easter eggs de Tatooine

Además de las referencias mencionadas, hay otras que principalmente hacen eco al planeta en el que Luke Skywalker se cría: Tatooine. Por ejemplo, vuelve a mencionarse Anchorhead como un lugar cercano, algo que Luke hace en Una nueva esperanza. Y si te preguntabas qué son los restos en los que Obi-Wan trabaja al comienzo de la serie de Disney+, donde corta carne, se trata de un Purrgil, una suerte de ballena especial que se vio en Rebels.

Si todavía te suscribiste a Disney+, aún estás a tiempo de hacerlo para poder disfrutar de los contenidos exclusivos de la plataforma. Puedes hacerlo ingresando aquí. ¿Qué esperas?