En los últimos años, son pocas las series que supieron destacar por su historia original y su ambientación y, entre ellas, se encuentra The Crown. La historia de vida de la Reina Isabel II fue plasmada en la pantalla chica, más precisamente en Netflix, gracias a Peter Morgan, quien a pesar de la negativa de Buckingham se atrevió a desafiar a Su Alteza y escribir cuatro temporadas biográficas.

Sin embargo, una vez estrenada, The Crown generó todo tipo de enfrentamientos en el Reino Unido. Por un lado, están quienes apoyan a la monarquía, por otro quienes apoyan la serie y, por último, los mismos protagonistas quienes no dejan de ofenderse cada vez que una nueva temporada es sumada al catálogo de la plataforma.

A pesar de que todos, excepto el Príncipe Harry, se negaron a ver el contenido de este drama, nunca dejaron de estar informados de lo que Morgan relataba. Tal es así que, tras las opiniones de Felipe de Edimburgo y el pedido del Secretario de Cultura británico a Netflix para que aclaren que no se trata más que una ficción, quien dio sus primeras palabras fue el Príncipe Carlos.

Hasta el momento, lo único que había hecho el legítimo heredero al trono en cuanto a The Crown fue reaccionar a ella a través de las redes sociales. Pero ahora, el Príncipe decidió ir por más y, de hecho, reveló cuáles fueron las dos escenas que más le molestaron de la última temporada y, además, destruyó por completo a la producción de la serie y a Netflix alegando que exploran el entretenimiento con el dolor de una familia.

¿Cuáles fueron las escenas que más molestaron al Príncipe Carlos?

El primer relato que más molestó a Carlos es la que está relacionado a Lord Mountbatten. Según lo que cuenta la ficción, el conde le envía al Príncipe una carta poco antes de morir en un atentado del IRA, donde le dice cuán decepcionado está de él por seguir en una relación con Camilla Parker Bowles y no cumplir con su deber de encontrar una esposa y, en este mismo capítulo, Carlos tilda de traidor al Lord.

Pero, lo cierto es que en los años de existencia de la monarquía nunca se registró esta carta ni tampoco de las diferencias que, se dice, existieron entre ellos. De hecho, tampoco hay pruebas de que la muerte de Mountbatten haya llevado al heredero a precipitarse para contraer matrimonio.

Por otro lado, la otra escena que habría enfurecido al padre del Príncipe Guillermo es la que se refiere al Príncipe Felipe, duque de Edimburgo y su supuesta amenaza a Lady Diana cuando ésta dejó de hablar a su esposo. Y, al parecer, el motivo de enojo de Carlos se debe a que esta parte reavivó los rumores de que el fallecido duque tuvo algo que ver en cuanto al fatídico y sospechoso accidente de la Princesa del pueblo.