Nada atrae más a los televidentes que las historias reales que son convertidas en ficción. Mucho más si se trata de hechos criminales como el que la miniserie de Netflix, Inventing Anna se encargó de mostrar. Protagonizada por Julia Garner, a quien muchos pueden asociar a Ozark con su genial papel como Ruth Langmore, esta serie fue creada por Shonda Rhimes. La verdadera Anna le vendió los derechos a la productora pero como no puede generar ingresos por sus crímenes, el dinero recibido se destinará a pagarle a sus víctimas.

La verdadera Anna Sorokin se llama en realidad Anna Delvey y está muy lejos de ser la heredera de una fortuna multimillonaria que llegó de Alemania con planes de remodelar Nueva York. Lo curioso es que a pesar de que esta es su gran mentira, Delvey la sigue justificando y alegando que sus intenciones eran reales: quería fundar un club exclusivo en Manhattan. Fue tan seria con sus intenciones que se negó a declararse culpable y eligió ir a juicio. Lo que pudo haber sido una condena de algunos meses terminó con una prisión que iba de 4 a 12 años.

Entre 2013 y 2017, Anna Delvey se dedicó a estafar a diferentes personas con el fin de conseguir el dinero con el que pudiera financiar la obra que tenía en mente: una casa destinada al arte y a la cultura. Primero pidió préstamos a los bancos con documentos falsificados, pero al ser rechazados tuvo que recurrir a su creatividad. Así fue como redujo sus pedidos y consiguió un préstamo de alrededor de 100 mil dólares, que le sirvió para financiar otro pedido a un banco y con eso dar comienzo a sus planes.

Gracias a su insistencia, consiguió que le aprobaran un préstamo cercano a los 22 millones de dólares, mientras conseguía pequeñas sumas con las que engañar a las personas a las que convencía de que sus intenciones eran reales. Pero gran parte de la suma recibida fue a parar a costosos alojamientos y cenas, que no hicieron más que venderle a la gente de que en realidad Anna Delvey era alguien que pretendía ser más de lo que en realidad era: Una joven nacida en Rusia en 1991 que no terminó sus estudios y tuvo un trabajo como pasante en una revista parisina, antes de mudarse a Nueva York en 2016 y comenzar con sus estafas.

¿Dónde está actualmente Anna Delvey?

Este personaje que se volvió extremadamente viral gracias a la serie de Netflix salió de la cárcel en febrero del año pasado, gracias al buen comportamiento exhibido. Apenas cumplió dos de los cuatro años de mínima que se le habían asignado. Sin embargo, quienes crean que todavía se merece cumplir con más condenas, deberán saber que su presente no es mucho mejor. Las autoridades norteamericanas volvieron a ponerla en prisión y se cree que podría ser deportada de los Estados Unidos.