Cada semana una nueva ficción se roba todas las miradas en Netflix. Esta vez, el turno ha sido de Desaparecida en Lørenskog, una miniserie de apenas 5 episodios que rondan los 50 minutos de duración. Desde su llegada a la plataforma de streaming el pasado 14 de septiembre, la producción cautivó a los usuarios que quieren saber todo acerca de esta serie sobre crímenes noruega. ¿Cuál fue el suceso que inspiró la historia?

Creada por Nicolaj Frobenius y Stephen Uhlander, este título se cataloga como una opción apta para mayores de 16 años. Y el motivo no es en vano, puesto que las escenas que se presentan a lo largo de sus capítulos, pueden resultar algo fuertes. Protagonizada por Yngvild Støen Grotmol, Henrik Rafaelsen, Christian Rubek y Victoria Ose, relata una historia tan apasionante como polémica. “Desaparece la esposa de un millonario y la policía debe lidiar con la prensa y engañosos informantes para llegar a la verdad”, explica su sinopsis oficial.

Lo cierto es que buena parte de los espectadores podría haberse perdido un detalle: “Basada en hechos reales”. Fue en 2018 cuando la desaparición de Anne-Elisabeth Hagen conmocionó a todo un país. De este modo, Desaparecida en Lørenskog surgió como una alternativa de ficción que sigue de cerca a los investigadores, periodistas y abogados que se vieron envueltos en un sinfín de teorías, especulaciones y rumores tras el secuestro. 

En verdad, la trama se inspira en el caso de la pareja de Tom Hagen, un empresario noruego con quien vivía en una mansión ubicada en este suburbio de Oslo. En octubre de aquel año, la mujer de 69 años desapareció inesperadamente, aunque la policía no hizo público el caso puesto que se trataba de una persona destacada en el universo de los negocios. De todos modos, la situación se dio a conocer cuando apareció una carta de rescate que solicitaba, a cambio de su liberación, 10 millones en criptomoneda Monero.

Aunque no había indicios de que la puerta hubiera sido forzada, la primera teoría señalaba que Anne-Elisabeth Hagen había intentado esconderse de sus secuestradores. No obstante, durante un año y medio no se detectaron pistas de lo que pudo haber ocurrido realmente. En abril de 2021, la policía arrestó a Tom y acusó de matar o incitar el asesinato de su esposa junto a un hombre anónimo de 30 años.

Pasaron 11 días hasta que el empresario fue liberado tras negar cualquier tipo de participación en la vida de su esposa. Desde ese entonces jamás se conoció el paradero de Anne-Elisabeth. Es por esto que Netflix, para encarar la perspectiva de su nueva producción, explica: “Mientras el misterio se resiste a resolverse, los personajes descubrirán hasta dónde están dispuestos a llegar para encontrar respuestas. Esta serie desvela lo susceptibles que somos todos de sacar conclusiones ante la ausencia de una verdad definitiva”.