Si de series en Netflix se trata, hay una producción noruega que logró llamar la atención de los usuarios por completo. Se trata de Desaparecida en Lørenskog, la nueva apuesta de la plataforma de streaming que se inspira en un caso real para atrapar con una historia de misterio repleta de teorías. La ficción no tardó en establecerse entre las tendencias del catálogo y los suscriptores del servicio no dejan de preguntarse: ¿habrá nueva temporada?

Cinco episodios de 50 minutos resultaron suficientes para transformarse en una de las propuestas más visitadas del último mes en la N roja. ¿Cómo lo logra? Nikolaj Frobenius y Stephen Uhlander crearon una miniserie que toma un caso que conmocionó a todo un país en 2018. A partir del género true crime y con distintos puntos de vista, el show -que se toma licencias creativas- es un auténtico éxito en la plataforma que realmente merece una segunda parte.

Desaparecida en Lørenskog gira alrededor de Anne-Elisabeth Hagen, la esposa del millonario Tom Hagen, cuyo paradero resulta desconocido. “Esta serie de ficción gira en torno a los investigadores, periodistas y abogados que, tras el secuestro, se vieron envueltos en una vorágine de teorías, especulaciones y rumores”, señala la sinopsis oficial de Netflix. E insiste: “Mientras el misterio se resiste a resolverse, los personajes descubrirán hasta dónde están dispuestos a llegar para encontrar respuestas”.

Por último, la promoción oficial de la producción concluye: “Esta serie desvela lo susceptibles que somos todos de sacar conclusiones ante la ausencia de una verdad definitiva”. Y aquí aparece una clave que puede determinar la respuesta acerca de una segunda temporada. Si bien el caso real no obtuvo una resolución, sí resulta interesante adentrarse en todas las posibilidades acerca de qué ocurrió con esta mujer. 

+ Desaparecida en Lørenskog: ¿tendrá nueva temporada?

Lo cierto es que si bien Desaparecida en Lørenskog resultó maravillosa para la audiencia, no obtuvo la misma recepción para la crítica especializada. Esto podría ser un factor para que la plataforma de streaming ponga en pausa cualquier plan de una segunda entrega. ¡Eso no es todo! Si bien la primera parte tiene un final abierto, también ocurre con el caso real. Aquel estancamiento en la investigación, también impacta en la serie de Netflix. Es por esto que, aunque no se confirmó nada acerca de una nueva temporada, lo más probable es que no ocurra.