Los Premios Óscar2021 están cada vez más cerca. El próximo 25 de abril, la estación de trenes Union Station de Los Ángeles se vestirá de dorado y, con medidas protocolares mediante, recibirá a todos los nominados para celebrar la fiesta más grande del cine.

En esta ocasión, la Academia es la única que descartó la ceremonia vía streaming y, solo pidió que se cumplan todos los requisitos para pasar una velada de lo más segura. Es decir, además de cumplir con su vestimenta de gala para la alfombra roja y para la premiación, los nominados deberán optar por buscar un tapabocas a juego.

Pero, en estos Premios Óscar, la crisis sanitaria no es la única que hace historia, sino que también está Emerald Fennell, quien se convirtió en la primera mujer nominada como mejor directora por su ópera prima, Promising Young Woman. Aunque, de llevarse el máximo galardón, no sería la primera en hacerlo ya que Kathryn Bigelow fue quien consiguió consagrarse como, hasta el momento, la única directora en tener un Óscar en su casa.

¿Quién es Kathryn Bigelow?

Nacida en San Carlos, California el 27 de noviembre de 1951, Kathryn Bigelow es una directora de cine, guionista y productora. Es hija de un director de una fábrica de pinturas y una bibliotecaria, un mundo que se le pegó en su adolescencia ya que deseaba ser pintora. De hecho, estudió en el San Francisco Art Institute y llegó a trabajar en el Whitney Museum de Nueva York.

Luego, se lanzó a estudiar cine en la Universidad de Columbia y, a finales de los años 70 comenzó a rodar cortos, pero en 1982 realizó su primer largometraje: “The Loveless”. Y, en el 87 lanzó el western de vampiros, Los viajeros de La Noche.

Pero, a pesar de su larga carrera, su fama mundial llegó en 2010, año en el que fue nominada a los Premios Óscar gracias a la película En Tierra Hostil. Con nueve nominaciones para su creación, una de las que se llevó fue la de mejor directora, siendo la cuarta mujer en estar postulada para vencer, pero la primera en hacerlo.

De hecho, también ganó gracias a la misma película, el premio del sindicato de directores de Estados Unidos, venciendo así a su exmarido, James Cameron, quien luchaba por el mismo galardón tras dirigir Avatar. “Me llevo muy bien con James y es un honor hablar de él. Me encanta Avatar”, llegó a decir ella para zanjar cualquier polémica con quien alguna vez fue su pareja.

El largometraje que la hizo hacer historia es un retrato detallado de artificieros de Bagdad. Y, fue una de las pocas películas que acercaron al espectador a lo que verdaderamente sucede en Irak. “Esta es una guerra que no queremos ganar, ¿por qué seguimos enviando tropas?”, dijo cuando lanzó su producción.

Con la variedad que tienen sus películas, Bigelow llegó a ser considerada como una directora atípica. El cine de acción, bien sea bélico, futurista, thriller o de terror, es su carta de presentación.