¡Está todo confirmado! En este 2024 llegará a los cines de todo el mundo una nueva adaptación de “Hachiko: Siempre a tu lado”, la cual tomó una gran relevancia internacional luego de la cinta estadounidense del 2009 protagonizada por Richard Gere. Será un “remake” de la película “Hachikô monogatari” (Seijirô Kôyama, 1987).

La fecha de estreno en los cines de todo el mundo está programada para el próximo 30 de mayo del 2024. Esta nueva película está protagonizada por Feng Xiaogang (Chen Jinxiu) y Joan Chen (Li Jiazhen). El director es Xu Ang y tiene una duración total de 125 minutos.

La primera película, Hachiko Monogatari de 1987, fue escrita por Shindo Kaneto, cuyo guión proporciona la base del remake chino.  La sinopsis de la nueva cinta nos dice lo siguiente: “El protagonista recoge un día a un perro de origen japonés y raza Akita, al que encuentra abandonado en una estación. Como nadie lo reclama, se lo lleva a su casa. Con el paso del tiempo, va descubriendo entonces los entrañables lazos que pueden unir a una persona y a un animal”.

Está basada en una historia real: Hachiko fue un perro de raza akita originario de Japón que nació en 1923, se convirtió en un regalo que el profesor de la universidad de Tokio, Eisaburo Ueno, le dio a su hija; aunque fue él quien hizo un lazo de amistad muy fuerte con el canino, después de que la joven se casará y los dejará viviendo juntos.

¿Cuándo llega “Hachiko 2: Siempre a tu lado” al cine?

Se confirmó que “Hachiko 2: Siempre a tu lado” llegará a los cines de todo el mundo el próximo 30 de mayo del 2024.

Hachiko 2: Tráiler Oficial completo

¿El perro Hachiko fue real? Aquí la historia completa

Hachiko fue un perro de raza akita originario de Japón que nació en 1923, se convirtió en un regalo que el profesor de la universidad de Tokio, Eisaburo Ueno, le dio a su hija; aunque fue él quien hizo un lazo de amistad muy fuerte con el canino, después de que la joven se casará y los dejará viviendo juntos.

Cada día, el profesor Ueno viajaba en tren rumbo a su trabajo y Hachi lo acompañaba a la estación y regresaba por la tarde para esperarlo e ir con él de vuelta a casa. Lamentablemente, su dueño falleció por infarto cerebral en la universidad y no volvió desde aquel día, pero su leal perro se quedó en la estación esperándolo y así lo hizo por 10 años, aún bajo la lluvia y la nieve.