Viernes Negro (Thanksgiving, 2023), es una película que inevitablemente te hará preguntarte: ¿valió la pena esperar 16 años por ella?, a lo que te responderás: ¡valió cada maldito segundo! Y es que esta película de Eli Roth nació de uno de los trailers falsos que pudimos ver en la cinta Grindhouse de 2007, pero con el tiempo se volvió una producción real y aquí haremos la crítica de ella, sin spoilers.

Crítica sin Spoilers de Viernes Negro (Thanksgiving)

Para empezar, esta cinta del género slasher hace bien algo vital, que es no tomarse en serio pero además, lleva todos los elementos de este subgénero al límite como ya es costumbre en el cine de Eli Roth. Y es que en esta historia vemos que hay un asesino enmascarado que perseguirá a los protagonistas, para tratar de acabar con ellos de formas dantescas, pero creativas.

Y es que ese es otro aspecto del que Roth puede presumir en toda su obra: si hay alguien que sabe cómo “matar” a sus personajes es este también actor y guionista que parece haber absorbido la personalidad de su personaje, El Oso Judío de Bastardos sin Gloria, para verter toda esa violencia en sus guiones.

En Viernes Negro o Thanksgiving, vemos que en Plymouth Massachusetts, la cuna de la festividad del Día de Acción de Gracias, un despiadado asesino que usa la máscara de John Carver, líder de los colonos que se establecieron en Norteamérica, empieza a realizar una serie de asesinatos, cada uno más cruel que el anterior, con los que parece estar cobrando una venganza.

Lo peculiar de esta suerte de revancha es que el asesino se ha enfocado en castigar a diferentes personas relacionadas con una tragedia ocurrida en el Día de Acción de Gracias del año pasado del cual no hablaremos aquí, para no arruinar la sorpresa con la que esta cinta asalta al espectador al iniciar la cinta.

Pero basta con decir que si bien esta película no rompe las convenciones del slasher, sí juega mucho con ellos ya que no solamente estaremos viendo los elementos clásicos, como los asesinatos sangrientos o el misterio del asesino enmascarado, sino que Roth también aprovecha para hacer 2 críticas aún más despiadadas que los asesinatos que retrata.

La primera crítica es hacia el consumismo desmedido de los Estados Unidos, que provoca que las personas se transformen en auténticos monstruos quienes no cederán ante nada, ni ante una persona herida, para obtener lo que sienten que les corresponde. Quizá este sea el aspecto más violento y visceral de la película.

Y la otra dura crítica que Eli Roth hace en su historia es hacia las redes sociales, y cómo estas se han convertido en un arma de doble filo en el que las personas si bien pueden compartir los aspectos que deseen sobre sus vidas, también pueden ser una fuente para el acoso y amenazas, algo que padecen sobre todo los personajes más jóvenes de la cinta.

Y pasando justo a los actores, los jóvenes talentos que vemos en esta cinta como Nell Verlaque como protagonista, acompañada por Jalen Brooks Thomas, Addison Rae, y Milo Manheim, todo el tiempo logran transmitir la sensación de vulnerabilidad en la que se encuentran, sin llegar al melodrama o a la seriedad ya que eso no es parte de la cinta.

Pero sin duda quienes brillan son el elenco de actores adultos como Patrick Dempsey quien interpreta a un sheriff que ve cómo el asesino siempre está un paso adelante de la policía; pero quien más destaca sin duda alguna es Rick Hoffman, quien curiosamente trabaja a su personaje como el único que afronta las cosas con seriedad en esta historia.

Afortunadamente jamás desentona con el resto del elenco y de cierta forma, él también ayuda a que el espectador se sienta representado en pantalla, al ser el único que parece tomarse en serio al asesino disfrazado de John Carver.

Como puntos negativos en la película, no todos los personajes que nos presentan al inicio de la misma pesan en la trama, lo cual es triste ya que hay un par que tienen unos trasfondos que hubiera sido importante explorar; además, la secuencia inicial de la cinta es lo mejor de toda la película y se termina demasiado pronto sin embargo, estos aspectos no empañan la experiencia.

Al final, Eli Roth nos presenta una película por la que valió la pena esperar tanto tiempo y que cuando sea estrenada este 30 de noviembre en las salas de cine, te hará ver a las festividades de los Estados Unidos con otra mirada.

Encuesta ¿Irás a ver Viernes Negro a las salas de cine este 30 de noviembre?

¿Irás a ver Viernes Negro a las salas de cine este 30 de noviembre?

YA VOTARON 0 PERSONAS