El pasado 2 de febrero Netflix causó sensación a nivel mundial con el estreno de El Estafador de Tinder. Esta película documental cuenta la historia de tres mujeres, todas víctimas de la misma persona: Simon Hayut. Este hombre, de origen israelí las engañó a ellas y a un grupo más mediante la app de citas haciéndose pasar por el heredero de una gran fortuna para luego quitarles miles y millones de dólares. 

Según relata el documental de la plataforma, Hayut se hacía pasar por Simon Leviev y adjudicaba ser hijo del magnate de las joyas israelí, Lev Leviev. Pero, su engaño fue descubierto y expuesto al mundo gracias a El Estafador de Tinder y, por eso, la familia original de los Leviev descubrieron que su apellido estaba siendo difamado por este hombre. Tal es así que Chagit Leviev, la verdadera heredera del gran imperio emitió un comunicado al respecto. 

Difundido a través de E! News la hija de Lev Leviev reconoció lo avergonzados que están por el mal uso de su nombre y advirtió que Hayut ya fue demandado por difamación. Además la heredera de LLDiamonds reconoció que su demanda millonaria tiene como objetivo que Simon “enfrente a la justicia y obtenga la sentencia que se merece”. Además, por si esto fuera poco, dijo: “Es un mentiroso que robó la identidad de nuestra familia y ha tratado de explotar nuestro buen nombre para estafar a las víctimas con millones de dólares”. 

Por otro lado, Chagit no dudó en dejar en claro que no tienen nada que ver con el estafador. “No tiene relación con la familia Leviev y no tiene afiliación con nuestra empresa. Me alegra que sus acciones hayan sido expuestas a nivel mundial y espero que esto ponga fin a sus acciones sin escrúpulos”, fueron sus palabras exactas. Y, por lo que trascendió, las acusaciones en la demanda incluyen difamación, invasión a la privacidad y violación de marcas registradas. 

No obstante, cabe destacar que el abogado de los Leviev, Guy Ophir declaró ante la revista People que esto es sólo el comienzo. “Esto es solo el comienzo de una serie de juicios”, afirmó. Además, también aseguró que cualquier cómplice de El Estafador de Tinder también recibirá una demanda: “Cualquiera que trabaje con Hayut, que se haya ofrecido a comprarle cameos o que intente sacar provecho de este tema”, dijo. Sin duda, los CEO de la empresa de Leviev se encuentran indignados y no dudaron en catalogar a Simon como “un fraude”.