Hace poco menos de dos décadas, perderse una película en el cine implicaba quedar a merced de las señales más importantes en la pantalla chica (muchas veces contratadas como servicio premium de los servicios de cable), en donde tenían que aparecer los lanzamientos más esperados. Canales como HBO, Cinecanal o hasta la difunta Fox, que desaparició tras la absorción de Disney y se renombró como Star.

Esta semana se dio a conocer un informe en Variety en donde se confirmó cómo fue la ventana de estrenos a la que se comprometieron los diferentes estudios antes de llevar sus títulos de la pantalla grande al streaming. En la era de las plataformas, el negocio se ha propagado al punto de que prácticamente cada estudio tiene su propio servicio para ver películas on demand y llenarlas de contenido es una prioridad ineludible para las empresas.

Lo habitual es que las películas tarden alrededor de 45 ó 60 días antes de que estén disponibles en las diferentes plataformas de streaming como Netflix, Star+, Disney+, HBO Max o Prime Video, por mencionar las más conocidas. Esto, por supuesto, puede variar dependiendo del título en cuestión y de cómo le vaya en la taquilla. Además, hay que destacar que el panorama cambió a partir de la pandemia en donde algunos estudios como Disney+ y HBO Max prefirieron llevar sus películas directamente al streaming.

+Las ventanas de estreno a las que se comprometieron los estudios

Paramount y Universal accedieron a la posibilidad de estrenos simultáneos en cines y por streaming, con una ventana de tan solo 17 días. Lionsgate, por su parte, es la tercera en términos de menor espera, con solo 21 días de ventana antes de ver sus títulos y con la posibilidad de que se den lanzamientos simultáneos.

Luego hay que hablar de MGM y Disney+, dos empresas que también evaluarán la posibilidad de hacer un estreno en simultáneo, con la diferencia de que MGM esperará 30 días antes de que sus títulos vayan a Prime Video (empresa que compró al estudio) y Disney espere cerca de 45 días. Los dolores de cabeza serán para los usuarios de HBO Max: tanto Sony Pictures (solo para Latinoamérica) como Warner Bros. Pictures no realizarán estrenos en simultáneo y la ventana no será menor a los 45 días.