Si lo que se había visto hasta ahora no era suficiente para convencer hasta al fan más duro de los mutantes, X-Men ’97 lanzó uno de sus mejores episodios en lo que va de la temporada. El capítulo 5 de la serie animada de Marvel y Disney+ tuvo devastadoras consecuencias para los personajes principales y las pasamos a revisar a continuación.

La nueva entrega de la serie abordó múltiples temáticas incluyendo la política internacional en torno a los mutantes, el melodrama entre múltiples personajes, además de los cuestionamientos de liderazgo propios de la misma nación de Genosha.

Genosha es representado como un lugar hermoso, donde los niños mutantes juegan y ríen en sus calles. Los mutantes viven en paz entre otros mutantes, con frecuentes intervenciones artísticas callejeras.

Es en ese contexto que Kurt Wagner, también conocido como Nightcrawler, hace su primera aparición y establece que Genosha no estaría posible sin el trabajo de los X-Men. Sin embargo, ante tamaña demostración de alegría y bienestar, una tragedia era inminente.

¿Qué pasó en Genosha?

Es en el contexto de una gran celebración que se viene encima los acontecimientos más terribles en apenas media hora de televisión.

Mientras Rogue y Magneto reavivan su romance, para el lamento de Gambito, ella se de cuenta de la verdadera encrucijada en la que se encuentra. Pero justo luego de una demostración pública de cariño, un X-Men aparece repentinamente para advertir a Madelyn de la devastación que está a punto de ocurrir.

Madelyn lo reconoce de inmediato: es Cable, el alter ego de su hijo ya adulto Nathan Summers. “Lo siento, mamá”, dice Cable tras pedirle que evacúen a la gente y antes de desaparecer nuevamente. Entran entonces todo un ejército de centinelas que arrasan con la población mutante de Genosha.

La gala es atacada por un centinela gigante. Rogue, Gambito y Magneto intentan combatirlo, pero no pueden hacerlo sin liberar primero a los Morlocks que han quedado atrapados en otro sector.

Una vez que llegan a ellos, Magneto los protege, incluso cuando el Centinela se prepara para destruirlos. Magneto le promete a Leech que no tendrá que asustarse, y entonces desaparecen.

Gambito corre hacia el Centinela mientras casi ataca toda la isla y es apuñalado en el costado por uno de sus tentáculos. Gambit usa sus poderes para destruir el tentáculo y todo el Centinela, logrando destruirlo.

En paralelo, el equipo que está en la mansión observa con horror la cobertura de las consecuencias. Rogue y los mutantes restantes se agolpan alrededor de Gambito, mientras Rogue llora y manifiesta “ya no te siento”.

X-Men ’97: ¿Quiénes murieron en devastador capítulo 5?

La brutal masacre de mutantes en Genosha incluyó múltiples bajas de reconocidos rostros en el universo de X-Men.

Entre las probables muertes están Madelyne Prior; Banshee; el líder del Hellfire Club, Sebastian Shaw; la líder de los Morlocks, Callisto; y “muchos” otros, según el informe del campo de batalla de Gambito.

Pero sin duda las dos muertes más importantes del capítulo 5 de X-Men ’97 fueron el nuevo líder del equipo, Magneto, y el favorito de los fanáticos Gambito, quienes perdieron la vida en el clímax del episodio y parecen estar legítimamente muertos.

Al borde de la muerte, Magneto, quien activa la “advertencia de amenaza de nivel Omega” en el Centinela, forma un escudo protector alrededor de los Morlocks. Tanto Rogue como Gambito intentan intervenir, pero Magneto los incapacita en una prisión de metal para salvar sus vidas. Esto, justo antes de ser superado por la explosión de energía del Centinela y ser asesinado junto a los Morlocks que buscaba proteger.

En tanto, enfurecido por la muerte de Magneto y los Morlocks, Gambito hace una última jugada contra el Centinela, atacando en solitario. Gambito típico, jugar con el azar. Desafortunadamente, el Sentinel lo apuñala en el costado y, cuando muere, usa sus poderes para cargar el robot gigante, destruyéndolo en una impresionante demostración de sus capacidades.

Ahora, todo el mundo sabe que la muerte en los cómics es tan permanente como los escritores quieren que sea. Esto porque han existido innumerables muertes en Marvel Comics que se han revertido rápidamente y otras que tardaron muchas años en corregirse.

Lo cierto es que Magneto ha sido asesinado varias veces en Marvel Comics, y su muerte nunca se prolongó por demasiado tiempo. Por lo mismo, su regreso parece probable, aunque en este momento no está claro cómo eso podría llegar a ser posible, incluso siendo un mutante de nivel Omega.

Eso sí, la resurrección de Gambito sería más difícil de explicar. Por largo tiempo, Remy fue uno de los pocos X-Men que básicamente nunca fue asesinado: tuvo algunos accidentes y estuvo a las puertas de la muerte al menos una vez, pero fue rescatado en el límite por Rogue, obviamente. Pero en la serie Gambito murió en una batalla real, y no parece haber ninguna tradición o universo alternativo establecido que pueda salvarlo de las fatales heridas por apuñalamiento y explosión.

Todo parece apuntar a que lo que hace el capítulo 5 es adaptar una versión de E Is For Extinction, el explosivo arco de X-Men concebido por Grant Morrison. En esta historia, se registró el regreso de Cassandra Nova, una de las grandes villanas de X-Men además de hermana de Charles Xavier, junto con la muerte de 16 millones de mutantes en Genosha.