La cuarta temporada de Stranger Things estrenó sus primeros episodios en mayo de este año y en tan solo unos días revelará su final con el lanzamiento del volumen 2. Este miércoles llegó el tráiler de la segunda parte y los fanáticos de la serie de Netflix se unieron en un mismo interrogante: ¿morirá Eddie Munson? Si bien resta esperar al 1 de julio para conocer la respuesta, mientras tanto se pueden disfrutar de las grandes escenas del personaje.

Desde su llegada a la serie, con el primer capítulo de la temporada 4, los amantes de la ficción sobrenatural se enamoraron del papel de Joseph Quinn. Aunque al comienzo se lo mostró como un “bicho raro” dentro de la escuela en Hawkins, rápidamente supo encontrar su lugar en el grupo de amigos, haciendo equipo con Dustin, Lucas, Max, Steve, Nancy y Robin. De esta manera, se estableció como uno de los favoritos de la última entrega.

Lo cierto es que buena parte de las teorías aseguran que Eddie morirá en los dos episodios que restan de Stranger Things en Netflix. La idea se basa en las decisiones de los hermanos Duffer en las temporadas anteriores: en la primera, murió Barb, en la segunda, Bob y en la tercera, Billy. Es decir que la llegada de un nuevo personaje a la serie, es sinónimo de una muerte aterradora. Si bienlos creadores podrían sorprender y cambiar el destino de este rol, aún nada es certero.

Con 29 años, Joseph Quinn se convirtió en uno de los nuevos rostros en la plataforma de streaming. Previamente, participó en series como Game of Thrones, Strike, Postcode, Dickensian, Howards End, Los Miserables o Catherine the Great. Sin embargo, no fue hasta su papel de Eddie que obtuvo popularidad a nivel global. Lo más sorprendente fue cómo consiguió este rol que, sin dudas, marcó un antes y un después en su carrera.

 

 

En diálogo con The Guardian, Quinn explicó que se trató de un extraño proceso de audición: “El casting fue sin reuniones, sin pruebas de química con otros actores y sin procesos prolongados. Fue bastante inusual y muy cautivador. Y es que todo indicaría que los productores detrás de este fenómeno, vieron en el intérprete todas las cualidades para convertirse en el nuevo furor. “Estaba esperando que los hermanos Duffer se dieran cuenta que cometieron un error”, concluyó entre risas.