Sex Education no es lo mismo sin Maeve Wiley y Maeve Wiley no es nadie sin Emma Mackey por detrás. La actriz se puso en la piel de este personaje tan protagonista de la serie y, a partir de allí, el éxito no paró de llegar para ella. Frontal, amable y a su vez partidaria de respetar sus derechos y los de los demás son algunas de las características que definen a la estrella de la ficción de Netflix

Y, en la tercera temporada recientemente estrenada de Sex Education, Emma Mackey se volvió a lucir con su interpretación. Mostrando su faceta más tierna en la parte del amor, pero también más madura a la hora de actuar por el bienestar familiar, Maeve Wiley se llegó a ganar el corazón de todos los fans. 

Sin embargo, más allá del estrellato que tiene Mackey ahora, hay que destacar que antes de darle el sí definitivo a Netflix para ser parte de Sex Education, estuvo por rechazar el papel. Fue durante una entrevista con el portal Elle que la intérprete confesó que no estaba convencida del mismo y que, realmente, no sabía si valía la pena tomarlo. 

No tenía ni idea. Ni siquiera estaba segura de si iba hacerlo. Nunca había hecho una serie de televisión antes, así que fue algo bastante trascendental, fueron sus palabras exactas. Aun así, para Mackey, este era un personaje  que no podía rechazar: “era un papel regalado. Creo que las dudas que tenía se debían más a mis nervios, la timidez que podía tener en ese momento, al ser nueva y no saber lo que era adecuado para mí”, dijo. 

Pero, el hecho de haber conocido a Maeve y su carácter mediante el guión la terminó de convencer. Eso sí, antes de tomar la decisión no lo había leído en su totalidad. “Solo había leído unos pocos episodios, pero me puse muy protectora con ella mientras leía y en un momento dije que quizás me gustaría interpretarla porque creía que era muy especial”, confesó. Y así fue, no pudo negarse a darle vida a esta estudiante de secundaria.