Si hay algo que Netflix logró en los últimos años es captar a todo tipo de público con sus distintas series. Pues, su contenido es de lo más variado y es apto para diferentes edades. Tal es así que, ahora, quienes se llevan de regalo una ficción para disfrutar son los adolescentes ya que la plataforma acaba de estrenar Fanático. Esta tira cuenta, por el momento, con una temporada de cinco episodios que se enredan en un polémico círculo de drama, suspenso y mucha fiesta. 

Desde su premisa, Fanático ya promete un contenido fuerte, especialmente para los más jóvenes. Esta serie sigue la vida de Lázaro, un argentino radicado en España que tiene una vida monótona, aburrida y precaria, pero todo cambia cuando ve la oportunidad de reemplazar a su ídolo musical, Quimera. Este trapero, muy conocido en su país, sufre de una sobredosis durante un show y muere, por lo que Lázaro se termina transformando en él debido a su sorprendente parecido físico. Sin embargo, allí, descubre que no todo es lo que parece. (Sinopsis de Spoiler). 

Por eso, Lázaro debe aprender a lidiar con el precio de la fama y allí es dónde se muestra la mejor versión de Lorenzo Ferro, quien le da vida a ambos personajes. El actor demostró que tiene el semblante necesario para poder intercambiar de personalidad en una misma trama y al mismo tiempo. Porque, si hay algo que puede ser complicado es tener que salirte de un personaje para entrar en otro, pero él lo ha logrado y, por cosas así y actuaciones ya pasadas del mismo artista, se podría considerar como uno de los mejores actores de su generación. 

Asimismo, quien ha hecho un gran trabajo en Fanático es Eva Almeida dándole vida a Clara. La joven realiza una de sus primeras actuaciones en una superproducción y supo estar a la altura de las circunstancias. Esto se debe a que, en su papel de novia de Lázaro y, posteriormente, de una estrella, consigue mostrar un papel tierno, pero a su vez, empoderado. Eso sí, lo que logra ayudar al gran trabajo de Almeida y Toto Ferro, quienes más brillan en la serie, es la perfecta combinación entre el guion, la producción y la historia. 

Si bien en un principio Fanático parece una serie orientada al público exclusivamente juvenil, lo cierto es que no abusa de eso poque, en su estética visual, marca las peculiaridades entre el mundo juvenil tradicional, pero también el adulto y las diferencias entre uno y otro. Por su parte, el guion, plasma el cambio de personalidad del protagonista que pasa de una madurez tranquila a un cambio abismal entre lo difícil que es el mundo en el que se está por sumergir. 

Aún así, la realidad es que la trama deja una enseñanza un tanto polémica con respecto a los ídolos musicales. Esto se debe a que relata un costado totalmente oscuro de cómo pueden ser las personas que uno admira y cómo el fan se choca con esa realidad de una manera tan abrupta. Pero, lo cierto es que Fanático tiene tal dosis de credibilidad que termina siendo un relato fácil de mirar, disfrutar y ágil en su fluidez narrativa. Además, el hecho de que sean solo cinco episodios de 20 minutos es un gran punto a favor. 

Pues, se trata de una trama completamente original que supera cualquier expectativa y que, si bien repite la fórmula española de las drogas, el sexo y el alcohol, consigue remar con su costado trágico, pero también esperanzador del fan convirtiéndose en ídolo. Sin dudas, una serie que se transforma en un gran producto audiovisual, cuenta con exquisitas actuaciones y es de lo más atractivo que puede llegar a verse este 2022.