Freddie Mercury es un indiscutible ídolo del rock. El músico británico lideró Queen desde principios de los años 70 hasta su muerte en 1991. Con una personalidad fuera de serie y un estilo realmente único, el intérprete supo convertirse en un performer de los que pocos han existido en la historia de la música. Porque no solo con sus temas y con su voz encalidaba a los fanáticos, el músico tenía un carisma muy especial que hacía un recital de Queen toda una experiencia para quienes estaban presenciándolo. 

Su aporte al rock fue tal que hace solo dos años se hizo una película biográfica en su nombre, Bohemian Rapshody. Protagonizada por Rami Malek, quien ganó un Oscar al Mejor Actor por su intepretación, el film reavivió el fanatismo de los antiguos seguidores de la banda y creó nuevos adeptos con jóvenes que apenas habían escuchado su música. 

Lo cierto es que mucho se ha dicho de su vida tanto personal como profesional, pero por supuesto aún quedan secretos por develar. Por ejemplo, la razón por la que un día pasó de tener el pelo largo a cambiarse el look por completo. Si todavía no lo sabes, no te preocupes, aquí te contamos los detalles. 

Cuándo Freddie Mercury se cortó el pelo

El estilo de los años 70 con el de los 80 nada tiene que ver si hablamos de moda, entre otras cuestiones. Y en pleno apogeo de Queen, Freddie Mercury tomó una drástica decisión con respecto a su look. Ese aspecto rockero, bohemio, rebelde, pero con un interesante toque glam que lo había caracterizado desde muy jóven eran los elementos más populares de la década del 70. Mark Bolan, Elton John, David Bowie e incluso Alice Cooper eran exponentes de esta estética tan particular compartida con Mercury. 

Ahora bien, la popularidad del glam rock fue decayendo con la llegada de la nueva década y los ya eléctricos años 80. Mercury, inquieto y revolucionario como siempre había sido, intuía que su look debía cambiar. Y eso hizo. Ni bien entrado 1980, más precisamente en el mes de enero, apareció con el cabello notablemente corto. De hecho, así se lo pudo ver en la filmación del video Save Me, que tuvo lugar en esa fecha. 

Pero eso no es todo. Porque en la portada del álbum que contenía este sencillo, The Game, ya se lo podía ver a Freddie con el cabello corto. De todas maneras, aún se vislumbraba algo de rebeldía en ese corte. Con el tiempo, fue perfeccionándolo e incluso le agregó ese mítico bigote. Ya para el tercer sencillo de este disco, Another One Bites the Dust, tema compuesto por John Deacon, el cantante se mostró con su apariencia más reconocida. 

Este cambio de look tan repentino, por supuesto, dio qué hablar entre sus fanáticos. Y si bien a muchos no les gustó, al principio, Freddie se sentía mucho más cómodo con este aspecto y así se lo hizo saber a sus seguidores, que pronto lo fueron entendiendo.  Para la banda, también fue una sorpresa, pero no hubo molestias en absoluto. Tanto así que este look se volvió característico de él y es el que llevó por el resto de su vida.