Todos los fans de los superhéroes que tengan un mínimo conocimiento sobre las historietas saben que la mayor debilidad de Superman es la kriptonita. Esto es algo que también se traslada a la versión femenina del personaje, Supergirl, a quien se pudo ver en distintas versiones, una de las más conocidas con Melissa Benoist como la responsable de darle vida. En una reciente publicación se reveló la oscura razón que esconde la kriptonita sobre por qué es tan nociva para estos personajes.

La explicación sobre la kriptonita llegó a través de la colección Supergirl: Woman of Tomorrow, una saga de doce números en los que Ruthye contrata a Supergil para capturar a Krem, el responsable de asesinar a su padre. Si bien al principio ella se opone, Krem envenena a su mascota Krypto y la enoja tanto al punto de convencerla de que debe perseguirlo hasta el final de la galaxia si es necesario, con tal de terminar con sus actos.

Uno de los números de esta colección, el sexto, se encargó de aclarar por qué la kriptonita era tan terrible. Fue a través de una serie de flashbacks en los que se reveló que, al momento de la destrucción de Krypton, el planeta del que viene Supergirl, Zor-el (su padre) se encargó de construir una nave para que pudieran escapar la mayor cantidad de ciudadanos. Dicha embarcación surcó la galaxia y al pasar cerca del sol fue hizo que Supergirl pudiera absorber sus poderes y ser tan importante para el planeta Tierra.

Sin embargo, fue el mismo sol el que trajo una serie de problemas severos: cambió la composición química de los materiales de Argo City con los que se construyó la nave e hizo que se comenzara a emanar una radiación letal para los tripulantes, incluida la madre de Supergirl. Aparentemente, ese cambio químico se tradujo en el desarrollo de cáncer, que es lo que les genera la kriptonita cada vez que entra en contacto con ellos. El alejarse de este elemento permite que la habilidad de super curación los sane por completo y no pierdan la vida.

El poder más difícil de interpretar en la serie de Supergirl

Una de las actrices que dio vida a Supergirl a lo largo de sus adaptaciones en la pantalla chica fue Izabela Vidovic. La actriz conversó con Mirá A Quién Encontré y reconoció cuál es el poder que más le cuesta interpretar a la hora de darle vida a la versión más joven del personaje asociado con Benoist en The CW. “Creo que, no es que era fácil, pero el más fácil de sentir que realmente haces es el de volar. Tienes un arnés y es como: 'Ok, estoy volando'. Los más difíciles son los de la visión, porque no hay nada saliendo de mis ojos", aseguró. En este sentido, explicó que se tiene que quedar mirando a cámara y que la hace sentir "tonta" mientras todos están viendo.