Chris Evans mostró su compromiso con la superproducción de Netflix, The Grey Man, porque compartió las heridas que sufrió en su brazo al interpretar a su personaje Lloyd Hansen. Las imágenes dieron la vuelta al mundo y sorprendieron por la forma de exponerse que tuvo el actor. Sin embargo, no es el primero que lo hace: conoce otros actores que salieron heridos de un set de filmación. ¡Imperdible!

5 actores que salieron heridos de un set de filmación

 

Sylvester Stallone en Rocky IV

Pudo haber terminado en tragedia, pero afortundamente entra dentro de este recuento de anécdotas. Stallone quería darle el mayor realismo posible a sus escenas y por eso pidió a Dolph Lundgren, intérprete de Ivan Drago y rival de Rocky, que lo golpee de verdad cuando estaban en el ring. El sueco de 1,95 metros de altura le hizo caso, pero en un mal movimiento le propinó un puñetazo en el pecho que le rompió el esternón e hizo que este presionara sobre el corazón. El protagonista de la película tuvo que estar cuatro días en terapia intensiva por el accidente y se pudo recuperar. En 2019 recordó el hecho y calificó a la idea que tuvo en el rodaje como "una estupidez"

 

Henry Cavill en The Witcher

El actor británico se tomó muy en serio su papel de Geralt de Rivia durante el rodaje de la segunda temporada y un mal cálculo casi le compromete las piernas"De repente se detuvo y claramente estaba sufriendo mucho. No estaba claro si un objeto le había golpeado la pierna o era algún tipo de lesión en los músculos isquiotibiales. No fue lo suficientemente malo como para necesitar una ambulancia, pero arruinó el horario de filmación porque no puede caminar correctamente. Tenía que usar una armadura pesada en las escenas y simplemente no podría hacerlo con su lesión en la pierna", dijo un testigo del accidente. 

Jackie Chan en Armour of God

Si bien la exposición física era uno de los atributos del actor que actualmente tiene 67 años, en la grabación de Armour of God fue demasiado lejos: repitió una toma donde tenía que saltar sobre un árbol y la acrobacia le salió muy mal porque cayó desde cinco metros al suelo, golpeando su cabeza contra una piedra. Momentos de tensión se vivieron en el set porque la estrella de la película tuvo que ser trasladada a un hospital de urgencia para someterse a una cirugía. En el nosocomio le diagnosticaron una fractura de cráneo y una perforación en el cerebro. Afortunadamente salió con vida del incidente, aunque le quedaron secuelas como una cicatriz en su cabeza y una pequeña pérdida del oído izquierdo. 

Uma Thurman en Kill Bill II

La actriz se enfrentó duramente a Quentin Tarantino por lo sucedido durante el rodaje de Kill Bill II. El director tenía en mente una escena donde el personaje de Beatrix Kiddo manejaba a toda velocidad por una carretera y quería que sea Thurman quien la haga para mostrar en pantalla sus pelos al viento. La intérprete se negó, pero fue obligada por su entonces jefe. Cuando se subió al auto se dio cuenta que no estaba en perfectas condiciones y esto fue lo que sucedió: 

El video fue compartido por la propia actriz en 2018 cuando se animó a denunciar el hecho públicamente. "El volante se me clavó en el vientre y mis piernas estaban atascadas. Las circunstancias fueron negligentes hasta el punto de la criminalidad", sostuvo en un comunicado sobre el accidente que le provocó lesiones en las piernas, contusiones y un bulto en la cabeza. Por su parte, Tarantino se mostró arrepentido y aseguró que fue uno de los peores errores de su vida. 

 

Tom Hanks en Náufrago

La isla de Monuriki, al norte de Fiji, fue el lugar perfecto para rodar las escenas de la película, pero también un sitio peligroso para el actor porque se cortó un con un objeto durante la filmación y debió ser operado en California. El objeto le abrió la rodilla y le provocó una infección que, de no haber sido intervenida, podría haberlo llevado a la muerte porque estaba lista para extenderse por su sangre.