Existen grandes películas de las que un sinfín de actores hubiera deseado formar parte. Y aunque en algunas ocasiones no tuvieron la oportunidad de hacerlo, otros tantos sí y decidieron rechazar la propuesta. Esto le sucedió a una reconocida celebridad que fue convocada para protagonizar El Poder del Perro, el western nominado a los Premios Óscar 2022 como Mejor Película y que eligió dar un paso al costado del proyecto. ¡Conoce de quién se trata!

The Power of the Dog siempre sonó como una película contundente. Y es que su equipo está cargado de estrellas, comenzando por su directora Jane Campion -quien se alzó con la estatuilla de la Academia- y siguiendo con su reparto liderado por Benedict Cumberbatch. Tras su estreno en festivales, finalmente se insertó en el catálogo de Netflix y se convirtió en una de las más elogiadas de la temporada de premios.

¿De qué se trata? El actor de Doctor Strange aparece en un rol completamente distinto: un hacendado que inspira miedo y carisma en partes iguales, emprende una cruel guerra contra la nueva esposa de su hermano, interpretado por Jesse Plemons, y su hijo, personificado por Kodi Smit-McPhee. Aquel importante rol femenino fue ocupado por Kirsten Dunst, valiéndose así de nominaciones como Mejor Actriz de Reparto en los Premios Óscar, los Globos de Oro y los SAG.

No obstante, ese papel en primera instancia le perteneció a otra actriz muy famosa. Se trata de Elizabeth Moss, la protagonista de El cuento de la criada. Jane Campion había trabajado con ella previamente en la serie Top of the Lake. Pero, finalmente, decidió correrse del proyecto y ceder el personaje de  Rose Gordon a la ex Mary Jane de Spider-Man. En diálogo con Empire, explicó sus razones y dejó en claro que “desearía poder haberlo hecho”.

La actriz de 39 años sostuvo: “Es difícil, no voy a mentir, por supuesto que quería hacerlo. Jane Campion y yo hablamos de eso por varios años. Ambas hemos sido muy amables la una con la otra en aquel proceso y entendimos que a veces estas cosas simplemente no funcionan y, en realidad, no es culpa de nadie”. Y concluyó: “Estoy feliz de que Kirsten lo hiciera, la respeto mucho como actriz y creo que si ese papel hubiera sido para alguien a quien no quisiera, no creo que me hubiera gustado. El Poder del Perro es una película hermosa”.