No es una película de ficción. Es algo que ocurrió y que, sin dudas, ha sorprendido al mundo entero en las últimas horas. En el puerto de Beirut, capital del Líbano, se llevó a cabo una explosión que tuvo un alcance de varios kilómetros. La misma provocó serios daños en la zona y también se pudo saber que hay fallecidos y gente herida. Una triste noticia.

 

Si bien la información que trascendió ha sido muy poca debido a que el hecho ocurrió hace algunas horas, el Ministro de Salud libanés Hamad Hassan, dio la cara tras la detonación y explicó los motivos.

"Un barco que transportaba fuegos artificiales explotó en el puerto de Beirut", afirmó el dirigente político, a través de un comunicado. Lamentablemente, el barco estaba pasando muy cerca de la zona terrestre, donde hay muchos edificios, hoteles y viviendas. Además, y de acuerdo a lo que publicó la cuenta del Ministerio de Salud, se ordenó que los hospitales de la zona "reciban a los heridos a cuenta del Ministerio".

Sin embargo, horas después de lo ocurrido, se pudo saber que la explosión se produjo debido al estallido de 2.700 toneladas de nitrato de amonio, que dejó -hasta el momento- un saldo de 25 muertos y más de 2.500 heridos. 

Mientras tanto, el mundo continúa en alerta, a la espera de un informe oficial por parte de las autoridades. Ojalá El Líbano se recupere pronto de este duro e inesperado golpe que sufrió su población. ¡Fuerzas!