Divergente, Los Juegos del Hambre y Maze Runner fueron tres novelas adaptadas al cine con espectaculares producciones de ciencia ficción. Las películas tuvieron buena aceptación de la crítica, pero una parte de los aficionados las acusó porque las historias se parecen mucho entre sí. ¿Casualidad o plagio?

Los juegos del Hambre se estrenó primero en 2012 y estuvo inspirada en el best-seller de Suzanne Collins de 2008. La trama muestra un mundo futurista gobernado por un regimen autoritario que tiene como divertimento ver el sufrimiento de las personas y que encuentra en el personaje de Katniss Everdeen a la indicada para romper con el sistema. La autora además lanzó En Llamas y Sinsajo como parte de la trilogía. 

Divergente fue la segunda en los cines en marzo de 2014 sobre la novela de Veronica Roth de 2012 y también está ambientada en una ciudad de Chicago del futuro dividida en cinco facciones manipuladas por un Gobierno totalitario. En este caso, Beatrice Tris Prior es la única capacitada en terminar con la injusticia. 

En el mismo año se estrenó la primera de las tres The Maze Runner basada en el libro de  James Dashner de 2009. Se parece a las otras historias porque trata de un campo de concentración en donde jóvenes son encerrados por más de tres años. Thomas, el personaje principal, es quien comienza la rebelión para escapar. 

"Estoy resumiendo la saga de Divergente y noté que es exactamente igual a Los Juegos del Hambre y a Maze Runner", publicó en su cuenta de Twitter de Te Lo Resumo. Además, muchos aficionados creen que las tres producciones se copiaron a El señor de las moscas, film de 1990 inspirado en la novela de William Golding y que narra la historia de unos niños atrapados en una isla.